Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > Intoxicación por aromaterapia: doctores “House” en acción

Intoxicación por aromaterapia: doctores “House” en acción


El problema con las pseudomedicinas es que, además de ser inefectivas y por tanto una estafa, el paciente se administra sustancias varias (muchas veces de orígenes poco recomendables y de una calidad ínfima) que por suerte y en el mejor de los casos suelen ser inocuas pero que a veces, tal y como acaba de demostrar un recientísimo estudio publicado en la prestigiosa revista “New England Journal of Medicine” puede tener consecuencias fatales.

Médicos, epidemiólogos y expertos de salud pública estadounidenses se vieron sorprendidos ante la aparición de varios casos de melioidosis, una  enfermedad exótica producida por infección de la bacteria Burkholderia pseudomallei que generalmente se asocia a la contaminación del suelo o del agua en países tropicales y subtropicales. Cuando aparecen casos en naciones de climas templados siempre están asociados a que los pacientes hayan viajado previamente a zonas endémicas de la bacteria. Lo que dejó perplejos a los diferentes especialistas implicados era que los afectados vivían en 4 estados bastante alejados entre sí: Georgia, Kansas, Minnesota y Tejas y que ni ellos ni sus familiares o allegados más íntimos hubieran visitado recientemente el Sudeste Asiático.

La primera paciente fue una mujer de 53 años de Kansas con un historial médico “complicado” que incluía enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cirrosis por hepatitis C, problemas en las arterias coronarias, hipotiroidismo y artritis psoriásica. Y como guinda la paciente hacía uso y abuso de múltiples sustancias: alcohol, anfetaminas, cocaína y tabaco. Se presentó en urgencias tras 4-5 días con dificultades respiratorias, tos, malestar general y debilidad. Después de múltiples pruebas, en los hemocultivos creció B. pseudomallei. A pesar de un tratamiento masivo de antibióticos, murió a los 9 días de su ingreso a causa de un choque séptico provocado por la bacteria.

La paciente número 2 era una niña de 5 años previamente sana que desarrolló fiebre. Tras varios ingresos intermitentes en urgencias y tras realizarse también múltiples pruebas, un cultivo de vías respiratorias inferiores confirmó el diagnóstico de meliodosis. Recibió tratamiento con antibióticos y tras varias semanas se recuperó lo suficiente como para volver a casa, aunque tres meses después del alta la niña continuaba en silla de ruedas y sin poder hablar.

El tercer paciente, un hombre de 53 años, fue a emergencias después que sus familiares lo encontraran en un estado mental alterado y debilidad general. Su historial médico incluía dependencia del alcohol y consumo de tabaco. Los hallazgos en la resonancia magnética del cerebro que le practicaron fueron consistentes con una encefalopatía de Wernicke, y fue ingresado en el hospital para el tratamiento de la mencionada enfermedad metabólica aguda. Diez días después el paciente empeoró y tras innumerables pruebas médicas finalmente el equipo médico identificó a la bacteria que estaba descartada de antemano por ausencia de contactos tropicales. Después de otro mes recibiendo grandes dosis de antibióticos y tras la desaparición del patógeno, el paciente fue dado de alta aunque continuaba con su estado mental alterado.

El último paciente fue un niño de 5 años fue atendido en urgencias por llevar varios días con debilidad, hinchazón de la lengua, dolor de garganta, fiebre, náuseas y vómitos. No tenía un historial médico clínicamente significativo y las entrevistas con sus padres revelaron que nunca habían viajado fuera de los Estados Unidos. Una PCR dio positiva para el SARS-CoV-2, pero la radiografía de tórax inicial dio resultados normales, aunque al empeorar en los siguientes días los pulmones se pudieron ver finalmente afectados por el virus. El paciente falleció a los pocos días y la autopsia reveló que además del coronavirus en vías respiratorias, la bacteria B. pseudomallei había colonizado masiva y agresivamente los pulmones, el hígado, el bazo y el cerebro.

Posteriores estudios epidemiólogicos y genómicos determinaron que todos estos pacientes habían sido infectados por una misma cepa de la bacteria, a pesar de vivir en estados diferentes y no haber mantenido ningún contacto entre ellos o a través de terceras personas. Los investigadores intrigados analizaron a posteriori objetos provenientes de los domicilios de los afectados en busca del agente causal, encontrando en la casa del paciente 4 (el caso más reciente) un espray de aromaterapia fabricado en la India, que contenía la cepa exacta de B. pseudomallei que había atacado a los 4 protagonistas de esta rocambolesca historia. El producto había sido importado y era de venta habitual en algunos establecimientos de la cadena «Wallmart», que tuvo que retirar del mercado varios miles de envases tras la intervención de la FDA.

Por supuesto, toda esta labor casi detectivesca, digna de cualquier episodio del célebre Dr. House, implicó a una larguísima lista de médicos e investigadores varios incluidos en el artículo recientemente publicado pertenecientes a los más variados hospitales, universidades y centros de investigación repartidos por medio Estados Unidos, incluido el famoso CDC y hasta expertos de la Universidad de Melbourne, puesto que el subtropical Territorio del Norte australiano está afectado por la mencionada bacteria y a diferencia de los EEUU en las antípodas suelen tener bastantes casos de la mencionada enfermedad.

Así que el producto lejos de ser

excelente para calmar la ansiedad y ayudar con la inquietud

ni servir para mejorar

el espacio para una experiencia libre de estrés, relajante y revitalizante

tal y como aseguraba la publicidad, se convirtió en un peligroso agente infeccioso que mató a dos personas y dejó con importantes secuelas a otras dos. Por cierto, el producto sigue a la venta en Wallmart al módico precio de 3,98 dólares sin incluir impuestos, por si quieren «relajarse».

P.D:

Y de regalo un video en donde un médico recomienda pseudomedicinas para bebés sin ningún tipo de vergüenza torera.

Entradas relacionadas:

  1. Fernando López
    23 marzo, 2022 a las 0:46

    Millones de personas usan la aromaterepia en diferentes formatos, que una partida de espray estén contaminada por una bacteria y por eso calificarlo como peligroso es cómo poco sensacionalista. Es cómo plantear que el consumo de verduras es peligroso porque unas pocas tenían ecoli y algunos lo pillaron…

    Me gusta

  2. 23 marzo, 2022 a las 7:28

    Fernando

    A toda decisión de la vida se le puede asignar una relación coste/beneficio. Comer (verduras o lo que sea) tiene un beneficio alto, ya que no comer implica desnutrición o incluso morir de inanición y como tu indicas solo una pequeña parte de los lotes de comida están contaminados. Es decir, el valor de la fracción tiende a cero.

    Sin embargo con la aromaterapia (y ya de paso con cualquier pseudomedicina) este ratio se invierte ya que el beneficio es siempre nulo o si tenemos en cuenta que son una estafa este beneficio pasa a tener valor negativo. Y entonces, como en este caso una baja posibilidad de intoxicación es intolerable porque el valor de la fracción tiende a tener un valor muy alto.

    Es algo así como tener la costumbre de subirse al tejado de un edificio y pasear todos los días media hora por el borde del edificio a 20 metros de altura porque «relaja». Si de vez en cuando alguno de los practicantes de esta tontería se cae y se muere es bastante estúpido decir que

    «Millones de personas usan el «walk along the ledge» en diferentes formatos, que alguno se caiga de vez en cuando y por eso calificarlo como peligroso es cómo poco sensacionalista.»

    Me gusta

  3. 23 marzo, 2022 a las 7:39

    Fernando

    Entonces según tu criterio toda noticia del tipo «Cuatro muertos en un accidente de tráfico. El vehículo iba a 160 km/h» o cualquier consejo o anuncio de las autoridades competentes para que los conductores moderen su velocidad al volante es entonces también «como poco sensacionalista» ya que si estudiamos a fondo el problema es probable que observemos que la gran mayoría de los que de vez en cuando conducen a 200 km/h no se hayan matado cuando se estaban saltando los límites de velocidad.

    Me gusta

  4. Fernando López
    23 marzo, 2022 a las 11:32

    En primer lugar, hablar de pseudomedicina así sin especificar ni terapia ni dolencia, es cómo hablar del sexo de los ángeles. Por ponerte un pequeño ejemplo, personalmente he sufrido diversas lumbalgias, la acupuntura me las solucionaba en una o dos sesiones. No utilizaría sin embargo la acupuntura para tratar una infección o un tumor. Otro pequeño ejemplo, atravesé una depresión mayor resistente a los antidepresivos durante cinco años, estuve de baja médica dos años y me dejé miles de euros en psicoterapia semanal privada, dos retiros con ayahuasca me sacaron de aquel infierno emocional.
    He trabajado cómo periodista más de diez años, hay muchísimos cantamañanas en el tema de las medicinas alternativas, muchos engaños, pero también es verdad que algunas terapias funcionan y algunas según la dolencia, muy bien.
    Meter a todas las terapias en el mismo saco, en mi opinión, no aporta nada constructivo.
    Creo que mantener una actitud abierta y por supuesto investigar a fondo su validez terapéutica puede ayudar muchísimo más, que mantenerse en una negación absoluta. En mi opinión, la base de la ciencia es la duda razonable, el cuestionamiento constante de las verdades absolutas.
    Un saludo cordial

    Me gusta

  5. 23 marzo, 2022 a las 14:26

    Pues para ser periodista parece que no dominar muy bien el lenguaje. El prefijo «pseudo» según la RAE significa simplemente «falso»:

    https://dle.rae.es/seudo-

    Entonces pseudocientífico es «falsamente cientifico»:

    https://dle.rae.es/seudocient%C3%ADfico

    Así que entonces todas las pseudomedicinas por simple etimología son falsas medicinas, cuyo único efecto es el famoso efecto placebo.

    Me gusta

  6. 23 marzo, 2022 a las 14:49

    Pasando ya a tu «experiencia personal» simplemente indicarte que, tal y como se ha dicho aquí por activa y por pasiva, por mí y por otros comentaristas, eso no vale ni prueba nada. Porque si no tendremos que creernos a pié juntillas que existen monjes que levitan mandando a la m… a la Teoría de la Gravedad o que hace unas décadas nació un dios de una virgen:

    https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2022/03/aleluya-el-hijo-de-dios-nacio-de-una.html

    Es más, la literatura científica está llena de estudios SERIOS en donde no sólo se muestra su ineficacia sino lo que es más importante, su imposibilidad científica. Infórmate un poco, pero por favor CON RIGOR, en sitios de calidad y no en los sitios que parecen ser tus «fuentes» de (des)información.

    Así, especificando un poco quisiera indicarte (ya que para ser periodista pareces bastante desinformado y engañado por la palabrería de chamanes del tres al cuarto) que la Acupuntura no puede solucionar ningún problema médico porque se basa en modificar el Qí, una inexistente «energía» que «fluye» por unos «meridianos» también inexistentes, fruto todo ello del delirio inventado por unos monjes taoístas (más analfabetos científicamente que un asno) de hace siglos y que por tanto esta falsa medicina ¿ves como el término es correcto? no tiene ninguna conexión real con la anatomía humana ni tampoco con la Física hasta donde conocemos.

    La doble estafa de la acupuntura universitaria

    Entonces esta «terapia» sería similar a ir al médico porque tienes dolor de cabeza y que el galeno te recetara engrasarte los cuernos como si fueras un ciervo. Y cuando le informaras de que los humanos no tenemos cornamenta, entonces el «profesional» te respondiera que sí los tienes, pero que son invisibles e indetectables para la ciencia. Y tú te fueras tan contento con la pomada después de haber pagado 50 euros por una consulta tan experta y luego dijeras por la web que con «un par de sesiones» la pomada cura el dolor de cabeza.

    Y lo de la ayahuasca ya lo dejamos para otro día, porque tiene su miga que haya que explicar a estas alturas del siglo XXI lo que son las sustancias alucinógenas.

    Me gusta

  7. 23 marzo, 2022 a las 14:59

    Finalmente estoy de acuerdo contigo en algo, en eso de

    «la base de la ciencia es la duda razonable»

    pero tú pareces no entender el concepto de «razonable», porque te informo nuevamente que los científicos únicamente investigamos aquellas hipótesis que tienen alguna base y sobre todo no perdemos el tiempo con aquellas «teorías» que han sido desacreditadas hace tiempo porque chocan con todo el conocimiento científico tan duramente conseguido.

    ¿A que tú en tu carrera periodística no has perdido ni un minuto de tu tiempo (ESPERO) en intentar convencer a tu editor jefe para que te pagara un viaje al Himalaya a entrevistar al Yeti, porque en caso de ser real sería un bombazo periodístico digno de media docena de Pulizter? Pues lo mismo hacemos los científicos.

    Me gusta

  8. Fernando López
    23 marzo, 2022 a las 18:34

    Por otro sobre la acupuntura, creo recordar que la Organización Mundial de la Salud la incluye como terapia.
    Por motivos personales he tenido bastante contacto con personas asiáticas, nunca he conocido gente más absolutamente prácticas cómo los chinos. Te aseguro que si cientos de millones de chinos usan asiduamente la acupuntura es porque les funciona, a un chino como algo no les funcione a la primera o como mucho a la segunda, te pone una educada excusa y no vuelve a probarlo

    Me gusta

  9. 23 marzo, 2022 a las 20:03

    Veo que sigues desinformado, incapaz de diferenciar los datos de las presiones políticas como es este caso. La OMS «tolera» diplomáticamente a la acupuntura y de paso a toda la «medicina» tradicional china (MTC) por motivos políticos debido a las presiones del gigante amarillo.

    Te informo que también la UE permite la homeopatía como «medicina» por las presiones de Francia y Alemania, que tienen importantes multinacionales dedicadas a esta estafa.

    Pero el que un documento o resolución «oficiales» de un gobierno o de la Asamblea de la ONU reunida al completo respalden por unanimidad a la MTC, a la homeopatía o ya puestos a la sanación por la fe, no convierte en efectivas estas pseudomedicinas. Si no eres capaz de diferenciar Ciencia de Política o Economía mal vas a tu edad y si has aplicado esta forma de pensar tan deficiente durante tu carrera periodística miedo me da saber qué tipo de «información» has transmitido a la ciudadanía.

    Respecto a tu comentario de que

    «Te aseguro que si cientos de millones de chinos usan asiduamente la acupuntura es porque les funciona»

    solo me queda sorprenderme por tu vasto conocimiento de cómo piensan todos y cada uno de los chinos, preocuparme por tu candidez intelectual y entristecerme por tu evidente ignorancia en Psicología. Te recomiendo de que leas algo de la extensa literatura científica sobre el porqué los humanos nos aferramos irracionalmente al error. Un par de pistas: sesgos cognitivos y evolución. Y como aperitivo para tan denso tema, una entrada que escribí hace tiempo en LCyD:

    El caso Volvo: experiencias frente a estadística

    Por cierto, la MTC estaba de capa caída en China hasta que el Gran Timonel decidió rejuvenecerla como medicina patriotico-comunista para enfrentarse «ideológicamente» a la siempre sospechosa medicina científica desarrollada por los occidentales. Y lo más curioso es que el propio Mao nunca quiso tratarse con la MTC y acudía a médicos convencionales. Así que ya ves el «criterio» de los orientales.

    Y si tan seguro estás que los chinos no se pueden equivocar con la MTC entonces deberías tener siempre a mano en tu botiquín un tigre bien troceado porque lo vas a necesitar enterito del todo, ya que sus garras te aliviarán el insomnio, sus dientes te bajarán la fiebre, su grasa combatirá tu reumatismo cuando llegues a viejo, su nariz curará tus heridas, sus ojos servirán para combatir la malaria si viajas al trópico, su cola aliviará tus eccemas, su bilis salvará a tus hijos o nietos de la meningitis, sus bigotes curarán tu dolor de muelas, su cerebro eliminará esa siempre molestas espinillas, sus heces curarán tus forúnculos, hemorroides y hasta el alcoholismo si eres adorador de Baco y sobre todo finalmente, su pene machacado y bebido en infusión te convertirá en un Rocco Siffredi o en un Nacho Vidal. ¡Viva la MTC!

    Me gusta

  10. 23 marzo, 2022 a las 20:04

    Finalmente, si eres de esos que opinan que la Ciencia funciona como una democracia en donde sí millones de personas creen que algo es real entonces ese algo existe, pienso que deberías plantearte hacerte musulmán sunita, puesto que es la religión más numerosa: 1.700 millones, de los 1.900 millones de seguidores del beduino espacial, porque los 2.400 millones de adeptos al nazareno demente hay que subdividirlos en tantas sectas tan incompatibles entre sí que son en la práctica religiones diferentes.

    ¡Ah! y también empieza a defender que la Astrología «funciona» porque miles de millones de personas de todo tiempo, lugar y sociedades varias no pueden llevar equivocados desde la época babilónica hasta el supuestamente avanzado siglo XXI.

    Me gusta

  11. Eduardo Baldu
    24 marzo, 2022 a las 0:16

    Sé que la gente es muy idiota, pero no puedo dejar de sorprenderme cuando me encuentro con alguien tan crédulo como para tragarse tales trolas. La homeopatía, además de estar totalmente desacreditada por el más simple de los razonamientos lógicos, ha llegado a ser totalmente ridícula en sus planteamientos. Así la elaboración de supuestos remedios basados en exponer la base de azúcar a la luz del planeta Saturno a través de un potente telescopio, y con ello preparar un producto homeopático, es extremadamente ridículo. Eso sí, aúnas homeopatía y astrología, todo un mix de gilipollez. Ya no digo, cuando hace unos años se presentó otro supuesto remedio basado en la exposición a la “luz” de Cygnus X-1 (Lo de “luz” es un decir, ya que se trata de un “agujero negro”). Hoy el producto está desaparecido.

    Me gusta

  1. 25 marzo, 2022 a las 22:01

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: