Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo > Hacerse preguntas sin conocimiento nos llevó inevitablemente a la superstición

Hacerse preguntas sin conocimiento nos llevó inevitablemente a la superstición


El cerebro es un órgano prodigioso, afinado por millones de años de evolución para encontrar patrones. Pero los patrones pueden confundirse fácilmente con la intencionalidad, y de ahí a la superstición únicamente hay un paso.

Porque, como muy bien expone en el siguiente video el famoso escritor británico Douglas Adams, para nuestros antepasados fue lógico aglutinar su muy escaso conocimiento en una teoría del todo que simplemente magnificaba en escala lo que ellos percibían de su reducido mundo.

Y el problema es que, en pleno siglo XXI cuando la Ciencia ha alcanzado increíbles cotas, la inmensa mayoría de la Humanidad sigue aferrada a ese ancestral error.

Entradas relacionadas:

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: