Inicio > Actualidad, Biología, Biología evolutiva, Ciencia, Ciencias Sociales > La religión como virus mental

La religión como virus mental


El célebre zoólogo y reconocido ateo Richard Dawkins tiene una hipótesis interesante: la religión es un virus mental que parasita las mentes infantiles porque la obediencia filial es una ventaja evolutiva evidente.

  1. Emilio Utrilla
    24 octubre, 2022 a las 10:27

    Un planteamiento muy interesante, un «software» viral que se implanta generación tras generación en el núcleo de procesamiento de información. Desde luego tiene todo el sentido, con sus mutaciones (en forma de sabores a distintas religiones), unas cepas más resistentes que otras…

    Amerita darle una pensada a plantear algún experimento que pueda proporcionar datos científicos sobre esta hipótesis.

    Me gusta

  2. virólogo
    24 octubre, 2022 a las 20:00

    Si la religión es un virus, ¿la educación científica es una vacuna?

    Me gusta

  3. 27 octubre, 2022 a las 2:12

    Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

    Me gusta

  4. 27 octubre, 2022 a las 9:16

    Marcos

    La verdad es que tu comentario demuestra muy a las claras que la religión es un virus mental, que inequívocamente destruye el raciocinio humano porque menuda empanada mental tenía el profeta alucinado de turno para escribir semejante sarta de sandeces y lo que es tristemente peor, que tú (un hombre del siglo XXI y no un analfabeto de la Edad del Bronce como tu profeta demente) estés varios milenios después trasmitiendo todavía ese peligroso virus.

    Ya sé que mi consejo caerá en saco roto pero por favor madura que seguro que tendrás ya unos años, aún cuando por tu comentario te quedaste varado en los felices 5 años en los que todos teníamos un amigo imaginario.

    Me gusta

  5. Eduardo Baldu
    27 octubre, 2022 a las 9:59

    Marcos, tú referencia a la Epístola a los romanos, de Pablo de Tarso, no puede estar más fuera de lugar. Pablo, personaje del nuevo testamento, denota claros desequilibrios mentales y un gran afán de protagonismo. El cristianismo actual es, en su mayor parte, heredero de su visión, claramente elitista por una parte y especialmente misógina por la otra. Dando por cierto que el personaje de Jesús existiera (No existe ninguna prueba real de ello. Fuera de los textos sagrados del cristianismo, no se encuentran referencias. Es posible que la figura idealizada de Jesús sea fruto de la suma de varios predicadores del momento histórico, muy abundantes en el contexto histórico judío del momento. En todo caso, Jesús y sus apóstoles eran netamente una secta judía, no una nueva religión), como secta judía que era, no habría tenido trascendencia alguna fuera de su ámbito. Es Pablo (Judío helenizado) quien convierte esa secta en una religión independiente del cristianismo, y ello pese a la oposición de los integrantes de la misma. Con el tiempo se pierden las referencias originales, y lo que queda es el montaje de Pablo. Un montaje que, como su autor, es elitista (exige la sumisión de los creyentes a la élite autoproclamada de la secta –En origen, todo religión es una secta, y yo añado destructiva-), misógina y falsaria.
    En cuanto a si la educación científica es una vacuna contra el virus de la religión, en mi opinión, además, requiere haber desarrollado una capacidad de razonamiento lógico. La educación científica por si sola puede no ser suficiente. Tenemos ejemplos de científicos creyentes, lo que demuestra, por una parte, que solo los conocimientos científicos pueden no ser suficientes, y por otra, que, pese a tener tales conocimientos científicos, se puede tener una empanada mental irracional de mucho cuidado.

    Me gusta

  6. 27 octubre, 2022 a las 12:41

    Jesús «vivió», fue olvidado durante 40 años y luego milagrosamente lo «recordaron»:

    https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/12/jesus-vivio-fue-olvidado-durante-40.html

    Me gusta

  7. Rawandi
    28 octubre, 2022 a las 0:23

    Pablo dice que se reunió en Jerusalén con Santiago, el hermano de Jesús. Este dato indica claramente que existió un Jesús de carne y hueso, un predicador apocalíptico que se creyó el mesías-rey de Israel. Tras la crucifixión de dicho lunático, su figura fue gradualmente magnificada por capas de tradiciones superpuestas que llevaron a su tardía deificación como fabuloso dios encarnado.

    Me gusta

  8. Far Voyager
    28 octubre, 2022 a las 8:40

    Romanos 1:22 en adelante y usando la Biblia cómo si fuera un libro de conjuros -nada nuevo-. Ese nunca va a contestar, pero me gustaría que pudiera probar aquí que no fue Satanás el que engañó a Pablo apareciéndose cómo Jesús, y a mí no me vale cómo me dijo uno de esos que están predicando en plazas que «Jesús es inimitable, igual que si suplantas la identidad de alguien con un DNI la Policía te detiene». O directamente que Pablo sólo era un embaucador cómo Joseph Smith lo fue mucho tiempo después.

    Me gusta

  9. Eduardo Baldu
    28 octubre, 2022 a las 9:53

    El problema de la narrativa bíblica es que está llena de falsedades, y la fiabilidad de tales afirmaciones es más que dudosa, así que, como prueba de la existencia de Jesús, las afirmaciones de Pablo de Tarso no ofrecen mucha garantía.
    No obstante, no podemos descartar que existiera un personaje sobre el que se fundara la mitología cristiana. Estamos hablando de una época en la que las sectas discrepantes del judaísmo base son abundantes, y entre los muchos proselitistas de las nuevas sectas pudo haber alguno que fuera la base del futuro cristianismo.
    Lo cierto es que el cristianismo y el mitraísmo (culto mistérico) tienen muchos elementos en común, y siendo anterior el mitraísmo (dos siglos anterior), y gozando de gran difusión, especialmente en Oriente Medio, es muy posible que sirviera de base para el desarrollo del cristianismo promovido por Pablo de Tarso (Teniendo en cuenta que es un judío helenizado, tendría que conocer con detalle el mitraísmo).
    Lo que, al menos para mí, está muy claro es que el cristianismo solo surge tras la desaparición del personaje sobre el que después se levanta la parafernalia de la mitología cristiana (Se llamara o no Jesús). Si damos por válida la cronología cristiana, tras la muerte del líder de la secta judía, ésta (según estudios históricos) no contaba ni con mil adeptos. Se le presupone un crecimiento medio del 3,4% anual. Estamos hablando del año 35, y eso significa que en el año 100 (finales del siglo I) el número de cristianos no llegaría a 9.000. Serían por tanto un grupo totalmente marginal, y dispuesto a inventarse todo tipo de historias para conseguir repercusión mediática. Si a ello añadimos la diversidad interpretativa de los fundamentos de la nueva religión (Que se prolongará en los siglos siguientes), obtenemos un mosaico muy variopinto de creencias, algunas contradictorias entre ellas. En realidad la consolidación del cristianismo como religión mayoritaria será consecuencia de actuaciones externas a la propia secta: la decisión política de Constantino, que la ve como un medio de unificación del imperio. Si el paganismo es un modelo disperso, en el que tienen cabida múltiples dioses (Y con ello carece de efecto unificador de la sociedad), en el caso del cristianismo sí se produce este efecto por ser una religión excluyente (Si crees en el dios cristiano, no puedes creer en otros dioses). Y para encauzar esta religión según sus intereses, promueve el concilio de Nicea, que inicia la unificación de criterios, y en el que Constantino, sin ni siquiera ser cristiano, impone sus criterios. ¿Qué queda de la antigua secta judía? Absolutamente nada.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: