Archivo

Archivo del autor

El creacionismo en la TDT

10 noviembre, 2017 8 comentarios


El otro día me paseaba distraídamente entre los diversos canales de TDT de nuestra televisión cuando de golpe me encontré con uno que no había descubierto hasta ese momento. Se trata de LogosTV y tras navegar un poco en la red pude saber cuál era su filosofía: “Es una canal para traer paz y esperanza, por medio de la producción de programas de filosofía cristiana. Te ofrecemos una programación sana, sin violencia, drogas ni sexo. Llena de mensajes positivos que promueven la salud, fortalecen la familia, y fomentan el pensamiento cristiano”. Leer más…

Curiosidad anti-vacunas

31 marzo, 2017 3 comentarios


Si bien es cierto que los movimientos anti-vacunas están teniendo transcendencia en la salud pública de muchos países, su origen es más antiguo que del que muchos imaginan. Así por ejemplo, en 1879 se fundó en los Estados Unidos la “Sociedad Americana contra las Vacunas” que defendió la no vacunación contra la viruela. Es fácil imaginarse las consecuencias que hubiese tenido sobre la salud de la población estadounidense de principios del siglo XX el éxito de sus tesis. Consecuencias equivalentes a las podrían tener hoy día, aunque mucha personas no quieran verlo. En 1910, esta sociedad se disolvió, esperemos que la cabezonería de los anti-vacunas actuales también decaiga antes de que notemos sus peligrosas consecuencias.

“Denial”, la película que provocaría la envidia de Darwin

12 febrero, 2017 13 comentarios

calvin
He visto recientemente la estupenda película Denial, que ha sido traducida al español como “Negación”. La película reúne un reparto de primer nivel y trata sobre una historia verídica: la profesora e historiadora Deborah Lipstadt fue demandada por difamación por el negacionista del holocausto David Irving. Ojo contiene “spoilers”. Durante el juicio, el equipo jurídico de Lipstadt desmonta los argumentos de Irving y deja al negacionismo del holocausto en el lugar que le corresponde. Fin de los “spoilers”.

Hoy, en el cumpleaños de Charles Darwin, echo de menos alguna obra cinematográfica que deje al Diseño Inteligente (la versión 2.0 del creacionismo) en su lugar. Y eso que la realidad aporta varias historias para ello. El 1925 se celebró un juicio contra un profesor de ciencias que se atrevió a explicar evolución biológica en clase de ciencias, algo que estaba prohibido en diversos estados de Estados Unidos. Dicho juicio, que dejó en un tremendo ridículo a los creacionistas (pese a ganarlo) fue recogido en una obra de teatro, y años más tarde fue llevado al cine por Stanley Kramer en la estupenda ”La herencia del viento”. La enseñanza del creacionismo se mantuvo vigente unos años más en varios estados del llamado cinturón bíblico, pero cuando las autoridades educativas se dieron cuenta del retraso científico que sufría EEUU con respecto a su enemigo en la guerra fría, la cosa cambió. El detonante fue el Sputnik, la Unión Soviética parecía ir por delante en la carrera espacial, algo que la nación que aspiraba a ser la líder mundial no podía permitir. La década de los 60 del siglo pasado vivió una inversión en educación científica sin precedentes. En ese ambiente las ideas mitológicas no tenían cabida, con lo que el creacionismo perdió terreno. Se empezó a enseñar a nivel nacional aquellas teorías científicas que mejor explicaban el universo y su origen. Aparecieron nuevos datos científicos que aportaban más y más pruebas sobre la validez de la teoría de la evolución, convirtiendo así el discurso creacionista en algo aberrante desde el punto científico.
Leer más…

Merece un recuerdo más emotivo

11 enero, 2017 7 comentarios

dahenderson
Me encontraba estas navidades ordenado y tirando viejos papeles cuando apareció una carpeta con artículos que leí cuando allá por el Paleolítico inferior cursaba la asignatura de Microbiología. Uno de los artículos de dicha carpeta me llamó la atención. Fue publicado en diciembre de 1976 en la revista “Investigación y Ciencia” y lo firmaba Donald A. Henderson. Su título era tan corto como impactante: “la erradicación de la viruela”. Me vino a la memoria que Henderson había muerto hacía poco, en concreto el verano de 2016, sin mucha publicidad ni homenaje, no como ocurrió con otros ilustres que fallecieron el año pasado y que recibieron un merecido recuerdo. Somos proclives a recordar a estrellas mediáticas que han realizado actos completamente prescindibles, pero no recordamos a aquellos que han realizado grandes avances para la civilización. Algunos recuerdan quien marcó el gol en una final de su deporte favorito (incluso podrían describir la jugada con el máximo detalle), pero son incapaces de citar el nombre de diez grandes científicos y el porqué de su grandeza. Somos así. Henderson fue un grande ya que dirigió una iniciativa que salvó millones de vidas y permitió que quienes vieron por televisión ese gol lo hicieran acompañados por toda su familia, sin que ningún miembro de ella sucumbiera ante una de las enfermedades infecciosas más mortíferas que hemos conocido.
Leer más…

¿Y si se deja de hacer ciencia?

23 diciembre, 2016 3 comentarios

11
Estas fechas son propicias para que los viven en el “exilio exterior” laboral se reúnan con los que vivimos en el “exilio interior”. De esta forma, muchos científicos que se han tenido que marchar fuera por no encontrar posibilidades de desarrollar su labor investigadora en España vuelvan a visitar a la familia y amigos. Esas reuniones también son útiles para comparar cómo funciona la ciencia en diversas partes del planeta y comprobar así lo mucho que aún nos queda por aprender.

Tras constatar cómo en España el tema de la ciencia no parece importar demasiado a la sociedad (y por tanto tampoco a nuestros políticos o a las grandes cadenas de televisión) por mucho que luego la profesión de científico aparezca muy bien puntuada, nos preguntamos qué pasaría si un buen día todos los científicos colgaran la bata y abandonaran la profesión. Esa pregunta no tiene una respuesta tan evidente y admite muchos matices, siendo muchos de ellos dependientes del país donde se realice. A bote pronto parece que no va a pasar nada grave de forma urgente, todos entendemos con claridad el problema que podría plantear el que los bomberos, los pilotos de avión o los conductores de metros pararan su trabajo pero, ¿qué pasaría si los científicos no fueran a trabajar?
Leer más…

Categorías:Ciencia Etiquetas: ,

Food for thought (I)

5 mayo, 2016 Los comentarios están cerrados

1
“Durante muchos siglos hemos aprendido a pedirle sacrificios a la naturaleza para el beneficio de nuestra especie, creo que ya va siendo hora de nuestra especie empiece a realizar sacrificios en beneficio de los ecosistemas.”

David Attenborough

El mito del paciente cero del SIDA se viene abajo

7 marzo, 2016 4 comentarios

Gaetan Dugas, la persona que fue señala como el paciente cero del SIDA en Norteamérica

Gaetan Dugas, la persona que fue señala como el paciente cero del SIDA en Norteamérica


En la década de los 90, una película trataba de explicar los orígenes de la epidemia de SIDA en los Estados Unidos. En ella se hablaba de un paciente cero, aquella que habría servido de trasmisor del virus entre múltiples personas. Una reciente comunicación en un congreso de virología refuta ese mito.

En 1987, el periodista Randy Shilts publicó la obra “And the Band Played On”, de la que años más tarde se realizó un telefilm con un reparto estelar, al más puro estilo de Hollywood. En esta obra, Shilts había indagado sobre los orígenes de la epidemia del SIDA en los EEUU, así como los problemas sociales que esta enfermedad supone para quienes la padecen. Una idea se estableció en dicha obra: la existencia de un paciente cero, un portador que había ido trasmitiendo la enfermedad a lo largo y ancho del país. Esa idea se vio amplificada por la repercusión de la obra, que se convirtió en un best-seller y por el eco que este concepto en la prensa. Así el New York Post llegó a hablar del hombre que trajo el SIDA a los EEUU.

El presunto paciente cero se llamaba Gaëtan Dugas, un atractivo auxiliar de vuelo de la compañía Air Canadá que llegó a afirmar que había tenido contacto sexual con cerca de 2.500 hombres a lo largo y ancho de toda Norteamérica. Sin embargo muchos epidemiólogos y expertos en SIDA siempre dudaron de esa versión. El concepto de paciente cero es muy cinematográfico y vende muy bien en la prensa, ya que simplifica mucho (a nuestro cerebro le encanta las simplificaciones), sin embargo las cosas no siempre son tan fáciles, los factores pueden ser múltiples, especialmente cuando se está ante una enfermedad que no es tremendamente contagiosa, como es el caso del SIDA.
Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: