Archivo

Archive for the ‘Crítica literaria’ Category

Conocimiento, sociedad y método


pensarAutor: Darío

Debiera ser un deber de cualquiera que se dirija al público en general con intensión de informarlo o de comentarle cualquier cosa que le importe, ya sea por su labor profesional o porque abrió un blog o medio de comunicación parecido, el informarse lo mejor posible acerca del tema o los temas que desea tratar.

Pero sabemos por amarga experiencia en este medio, que en general este deber no se aplica. La cantidad de gente que viene aquí y escribe una ingente cantidad de sin sentidos para hacer valer su muy particular visión de uno o varios problemas o para sostener sus negocios, que no son más que estafas que una sociedad en donde privara un capitalismo menos voraz como el actual y existiera un estado un poco más preocupado en hacer valer la legalidad que dice defender, y no solamente en garantizar la riqueza de unos pocos, ya hubieran sido cerradas, hace necesario, con los pocos medios que se cuenta, no cejar en la denuncia de toda clase de estafadores y charlatanes que pululan en los medios, con mayor fuerza en Internet, pero que igual se encuentran debajo de cualquier piedra que en el parque levantemos.
Leer más…

El origen de la creatividad científica

2 abril, 2013 3 comentarios

creatividad
Autor: Darío

La necesidad de entender como funciona el cerebro humano en el caso de los que son considerados genios en las áreas de la ciencia y la cultura ha dado lugar, entre otras cosas, a medidas estrambóticas como el robo de cerebros y ojos que son mantenidos, por increìble que parezca, en cajas fuertes de bancos … o en la cocina de un apartamento.

Ciertamente, aunque se han hecho necropsias y análisis físicos sobre la estructura del cerebro (que, correctamente hablando, deberìa de escribirse ”encéfalo”, ya que el cerebro es solamente la parte más grande del mismo) de diferentes clases de genios o de personas a la que sus contemporáneos consideraban sabios o muy inteligentes en su época, no existe aún un concenso sobre qué características físicas deberá tener un encéfalo para desarrollar al máximo sus potencialidades, entendidas éstas como habilidades aplicadas en áreas como la ciencia. El mayor número de circunvoluciones, el peso, el mayor desarrollo de áreas específicas son esgrimidas como parte de la explicación. También entra en las consideraciones el estímulo externo, entendido esto como un entorno cultural estimulante en donde los estudios formales escolares y actividades extras, como la el aprendizaje de un instrumento musical, ayudan mucho en las habilidades posteriores (hay un cierto concenso de que es necesario ”hacer trabajar el cerebro”). Como sea, el tema sigue abierto.

Pero en lo que los expertos se ponen de acuerdo, hay textos cuya obligada lectura puede reforzar la idea de que ciertamente un buen ambiente familiar, un amplio estimulo cultural y una situación económica, si no boyante si por lo menos tranquila, ayuda a que un genio pueda desarrollarse para, posteriormente, colaborar en del desarrollo de alguna área en la que se sienta particularmente cómodo, y feliz. Esto es al menos la idea que deja al terminar la lectura del libro Resortes de la creatividad científica. Ensayos sobre los fundadores de la ciencia moderna, en la cual una amplia investigación y una bien explicada biografìa de múltiples hombres que contribuyeron con un gran trabajo a diversas áreas científicas y tecnológicas de su elección, permite entender que una vida económicamente tranquila y a la vez rica en estimulos intelectuales es, quizás, una de las mejores maneras con las que se puede contribuir al desarrollo de la ciencia contemporánea.
Leer más…

La destrucción a través de los libros

12 marzo, 2013 8 comentarios

libros que ardenAutor: Darío

Si se tuviera que reflexionar acerca de lo que hay de común en las guerras que los seres humanos modernos libran desde que se han organizado en sociedades, sería difícil no ver que la destrucción del patrimonio cultural del vencido es una de las prácticas más practicadas. Así sea por el lado de la destrucción y el saqueo del arte del pueblo vencido, o por la destrucción intencionada de los sitios que albergaban ese arte, lo cierto es que el saqueo y la destrucción del patrimonio cultural del enemigo vencido es algo que todos en la guerra practican con singular esfuerzo, no estando exento nadie de que el saqueo y la destrucción cultural que un pueblo comete contra otro sometido hoy a su vez le sea aplicado mañana, ya por otros invasores, ya por una guerra civil interna. Y los libros, invento que para la gran mayoría de nosotros nació con la imprenta de Gutenberg pero que ya existían desde el mundo antiguo en muchas culturas, es algo que los invasores y ganadores de los conflictos armados buscan con también singular interés ya sea para destruirlos o para llevárselos despojando a los vencidos de su historia y su cultura, entre otras cosas.

Esta es la historia que cuenta el libro Historia Universal de la Destrucción de los Libros. De las tablillas sumerias a la guerra de Irak, de Fernando Báez en donde página tras página nos narra la destrucción del patrimonio tanto del mundo antiguo como de Bizancio como la que se llevó a cabo contra Irak en la salvaje invasión occidental a raíz de una supuesta amenaza que siempre se supo inventada y sin sustento. Siria, Bizancio, Egipto, la Grecia clásica, China, Roma antigua, Constantinopla, la España Musulmana, México prehispánico, Francia, Estados Unidos, Rusia zarista y luego soviética, Irak invadido … la larga lista de lugares y los eventos de conquistas, purgas, revoluciones, racismo y guerras religiosas, por mencionar unos pocos, afectaron la existencia de extensas bibliotecas en las que miles de libros, muchos de ellos considerados únicos, se perdieron para siempre.
Leer más…

La enseñanza de valores democráticos

8 marzo, 2013 15 comentarios

España es una democracia joven, y nuestra cultura democrática es bastante baja. Pese a que la crisis ha arrastrado a muchos ciudadanos a protestar a las calles, todavía se echa de menos un movimiento cívico global en el que se manifieste una repulsa hacia la corrupción y una petición firme de transparencia de labor de nuestros gobernantes. El que corruptos y ladrones no sean apartados de la escena pública, sino que vuelvan a contar con la mayoría de las urnas, significa que nuestra democracia no está madura, que nuestro sistema democrático es inmaduro. Y es que la democracia también se enseña. Ningún país ha nacido demócrata y lleno de libertades de la noche a la mañana, todos lo han alcanzado con mucho sudor, y en ocasiones tras fuertes convulsiones sociales. Necesitamos transparencia, y no ese oscurantismo que nos acerca a la rancia y pasada dictadura fascisto-católica. Necesitamos que caiga sobre los corruptos todo el peso de la ley, y que no se vean amparados por una judicatura que almuerza a diario con el poder. Necesitamos verdadera democracia.

Y la verdadera democracia se enseña, y quizás por ello se torpedea la educación desde el poder, sea del signo político que sea. Todos los intentos de conseguir asignaturas que enseñaran conciencia civil y valores democráticos han quedado postergados, en unos casos, o travestidos por imposiciones ideológicas y/o religiosas, en otros. Si queremos que la sociedad del mañana no caiga en el populismo y afronte los retos como una verdadera democracia, debemos empezar hoy esa labor. Podría comenzar a explicar aquí por qué pienso que es importante este tipo de docencia, pero no lo haría tan bien como lo hace Antonio Muñoz Molina en su última obra, “Todo lo que era sólido” (Ed. Seix Barral). Os dejo con sus palabras que son “food for thought”, que en castizo sería algo así como “comida para pensar”.
Leer más…

Los grupos, el elegido y la revolución de 1830

1 marzo, 2013 2 comentarios

galoisAutor: Darío

¿Què tienen en comùn estos temas?

Un nombre: Evariste Galois.

La historia de este gran matemático francés que murió en un duelo a los 20 años de edad es también la historia de un período de Francia en que la traición de los ideales republicanos por parte de la burguesía catapultó una rebelión de grandes proporciones en Francia, y de las cuales Evaristo Galois, fogoso joven de mente brillante no pudo sustraerse, mientras fracasaba en tratar de ingresar a una de las pocas escuelas en las que las élites dominantes de ese país, era despreciado por sus maestros y examinadores que no tenían ni por milagro divino la menor idea de quién era ese joven que los miraba con mirada retadora y desprecio contenido, soportando internamente su ira antes las trivialidades y las estupideces de personas que, habiendo recibido a su vez una educación rígida y pedante, transmitían a su vez la misma pedantería a sus alumnos mientras mataban cualquier belleza que la gran disciplina de las matemáticas pudiera tener. Al menos esta parte de la historia que nos cuenta Leopold Infeld en “El elegido de los dioses. La historia de Evariste Galois”.

Cuando uno termina de leer este libro no es posible, si se conocen, dejar de pensar en la historia personal de otros tantos científicos y pensadores cuando en su juventud sus contemporáneos no daban un quinto por su futuro intelectual y profesional, ni es posible dejar de recordar, también, el compromiso social de esos pensadores y su vinculación directa con el mundo que les tocó en suerte vivir. Galois hizo de la causa republicana en la Francia de Luis Felipe y la Restauración un norte en su vida tan fuerte como el que lo vinculó a las matemáticas, a las cuales desde su infancia entendió con una facilidad y un don que a los que no lo tenemos y pretendemos estar involucrados activamente en ellas envidiamos. Su oposición a la restauración monárquica que traicionaba todo lo que la Revolución Francesa de 1789 pretendió representar, su violencia verbal en contra de la burguesía que no dudó en aliarse con lo que quedaba de la aristocracia derrotada cincuenta años atrás, corría paralela al desprecio que sentía por los métodos (¿o deberíamos decir “los escleróticos métodos”?) que los profesores y examinadores de las matemáticas aplicaban para tener el control sobre el presente y el futuro de los estudiantes que pretendían estudiar esta disciplina y la ciencia en general.
Leer más…

El “mejor” argumento para ser vegetariano

17 noviembre, 2012 38 comentarios

Los vegetarianos poseen muchos argumentos para defender su dieta, y todo el que esté interesado en conocerlos puede encontrarlos con facilidad. Lo que me ha llamado la atención es un argumento presentado en un libro editado en India, y titulado New Healthway, que da curiosos argumentos para no consumir carne. Uno de los más divertidos es el que dice:

El argumento que muestra claramente que la carne no es esencial estriba en el hecho de que el Creador del Universo no incluyó la carne en la dieta de Adán y Eva. Él les regaló frutas, nueces y vegetales

Ante un argumento así, ¿qué podemos decir? Pero, no queda ahí la cosa, según el autor del libro anteriormente indicado, cuando busques a un criminal hazlo entre los amantes de las parrilladas y barbacoas. Así es como describe a un no-vegetariano:

Ellos engañan con facilidad, mienten, olvidan sus promesas, son deshonestos y malhablados, roban, son violentos, pelean continuamente y cometen delitos sexuales

Una “joya” de libro, sin duda.

Dos libros denuncian estrategias peligrosas para la salud por parte de las grandes farmacéuticas

8 octubre, 2012 24 comentarios

Son dos obras que no han de dejar indiferentes a nadie, ya que proceden de personas del mundo sanitario y que conocen bien el terreno por el que se mueven. Ambos libros vienen de fuera de nuestras fronteras y contienen acusaciones que deberían de ser tenidas muy en cuenta por las autoridades responsables de la política sanitaria de cualquier país.

El primero de ellos lleva por título “Guía de medicamentos útiles, inútiles o peligrosos” escrito por los especialistas Philippe Even y Bernard Debre. En esta obra se analizan nada menos que 4.000 medicamentos y se llega a la conclusión de que el 50% de ellos son inútiles, mientras que otro 20% son poco tolerados por los pacientes. Es una clara denuncia al bombardeo comercial de las empresas farmacéuticas, en las que aparecen un gran número de fármacos redundantes (cargados de enormes gastos de marketing para convencer a los pacientes de que su producto es el mejor) y otros que no han pasado adecuadamente los controles de calidad a los que se tiene que someter todo tipo de medicamento.
Leer más…

Por los senderos del crimen y la locura

5 marzo, 2012 7 comentarios

Autor: Darío

Hablar de VIH y SIDA es hablar de la historia de una enfermedad que pasó de causar la muerte casi segura a sus víctimas por el debilitamiento del sistema inmunológico que daba pie a enfermedades oportunistas que mataban al cuerpo infectado, a una enfermedad bajo control con la cual se puede convivir y que se le puede llevar de la misma manera que se lleva una diabetes bien controlada. Es hablar del avance médico y biológico que en los últimos treinta años, desde los primeros casos de aparición y diagnóstico de la enfermedad a lo que tenemos ahora, avanza y promete tanto en su control, como en su posible erradicación, no ciertamente exento esto de contradicciones y dificultades. Es, también, hablar de personas concretas que han sufrido el estigma de toda enfermedad asociada a la sexualidad y a ciertas prácticas sexuales no aceptadas socialmente, pero también de personas que aceptando su situación, han decidido encararla de frente y ser ejemplo y referencia tanto en los cuidados de enfermos por SIDA como en la prevención de la enfermedad, tanto en la búsqueda de alternativas que hagan a las sociedades en las que viven corresponsables del cuidado de los enfermos como de obligar a gobiernos y empresas a proporcionar los antirretrovirales de manera gratuita. Tanto en la lucha contra la desinformación proveniente de diferentes fuentes, como en la búsqueda de financiamiento para los grupos de investigadores que andan en la búsqueda de la cura. En este medio, tenemos ejemplos y explicaciones a granel sobre todo lo anterior y más.
Leer más…

El estigma del enfermo

29 febrero, 2012 4 comentarios

Todos evitaban y huían a los enfermos y a cuantos los rodeaban para no ocuparse más que de la salud. Creían que la sobriedad y la moderación eran el mejor preservativo, vivían aparte guareciéndose en pequeños grupos en las casas donde no había enfermo. Rehuían cualquier exceso y no hablaban ni permitían que nadie hablara de lo que sucedía afuera, ni de muerte ni de enfermedad. Otros, por el contrario, estaban convencidos de que el mejor remedio contra tan gran mal era el de beber mucho, el de cantar y divertirse sin cesar, el de ir y venir satisfaciendo todos sus caprichos y riéndose de todo. (…) En fin se vio a los ciudadanos huir unos de otros, al vecino permanecer indiferente acerca de la suerte del vecino, a los parientes temiéndose ver o no viéndose sino raramente y a distancia. El terror llegó hasta tal punto de que un hermano abandonaba a su hermano, y lo que es peor todavía y casi no se cree, los padres temían visitar y cuidar a sus hijos tal que si fueran extraños. Los enfermos, cuyo número era incalculable, no recibían ayuda sino de la simpatía de un reducido círculo de amigos o del interés de unos mercenarios.

Giovanni Bocaccio
El Decamerón

Estas palabras de Bocaccio las he leído por vez primera en una más que interesante obra de “Ibon Larrazabal” llamada “El paciente ocasional”, de editorial Península. Es un libro muy incesante que en su subtitulo declara sus intenciones: “una historia social del SIDA”. Pero no es sólo una historia social, también es una historia médica, hace una breve historia sobre el descubrimiento del virus, de los medicamentos empleados, de la respuesta de la sociedad ante esta enfermedad, etc. Un aspecto que me parece interesante son las historias de marginación que relata.
Leer más…

Guía para desmontar charlatanes

8 febrero, 2012 15 comentarios


Acabo de leer un libro ameno, divertido hasta la carcajada, crítico y destructor de las charlatanerías, bufonadas y demás estupideces pseudocientíficas que calan a diario en los medios, en las tiendas de productos milagro y en la sociedad general. La obra se llama “Mala Ciencia” y está firmada por el psiquiatra y periodista científico Ben Goldacre, el cual posee una columna en el periódico británico The Guardian desde la que siembra el pánico entre los profetas de las supercherías. No sólo es interesante por la cantidad de timo-productos que presenta y desmonta sino porque divulga una serie de criterios y herramientas útiles para el ciudadano no muy iniciado en ciencias, pero lo suficientemente perspicaz como para plantearse si el milagro que le presentan no será más que un montaje para aligerar su cartera. Y no se limita a analizar temas esotéricos alejados de la realidad, nos habla de homeopatía, de negacionismo del SIDA, de gimnasia cerebral, del alarmismo sanitario, del bulo del autismo en la vacuna triple vírica, del “nutricionismo” y otros muchos temas que se manejan a diario.

Transcribo los dos primeros párrafos del capítulo primero porque pienso que es un buen estímulo para continuar la lectura:
Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: