Archivo

Posts Tagged ‘anti-vacuna’

Unos estafadores de la pseudomedicina prueban en sus propias carnes el peligro de la “medicina” alternativa

2 abril, 2016 14 comentarios

medicina-alternativa-riesgosa-o-eficaz-14-638Generalmente los vendedores de pseudomedicinas suelen ser unos estafadores, que entienden perfectamente que sus remedios de chamán no curan nada, y se enriquecen parasitando a esos pobres ignorantes que desgraciadamente abundan en esta especie mal denominada sapiens. Sin embargo, a veces estos feriantes de carromato (actualmente cibernético) llegan a creerse sus estupideces y entonces se produce la tragedia.

Leer más…

Diez mitos sobre las vacunas y diez hechos verdaderos sobre la vacunación

26 junio, 2015 14 comentarios

anti-vax--pro-diseaseLa Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó hace algún tiempo un documento sobre mitos acerca de la vacunación, escrito que debido al auge de los movimientos antivacunas y la reciente reaparición de la difteria en España debería ser recordado para evitar que uno de los mayores avances de la medicina sea cuestionado poniendo en peligro la sanidad pública y la vida de las personas, sobre todo de los más indefensos: los niños tal y como ha recordado recientemente la Sociedad Española de Inmunología. Leer más…

Vacunas y multinacionales farmaceúticas ¿dónde está el verdadero negocio?

16 junio, 2015 74 comentarios

 

antivacunasUno de los principales argumentos esgrimidos por los colectivos antivacunas es que estos tratamientos son un oscuro negocio de la “farmamafia” mantenido únicamente con el objetivo de incrementar la cuenta de resultados a costa de ciudadanos y gobiernos. Pero para comprobar la veracidad o el error de esta aseveración solo se necesita un poco de economía básica.

Leer más…

Después del caso de difteria de Olot, la Liga por la Libertad de la Vacunación erre que erre en su criminal postura de apoyo a la más irresponsable pseudomedicina

4 junio, 2015 91 comentarios

anti-vaxxersDespués de que en España hayamos vuelto a una enfermedad erradicada en la práctica hace casi 30 por la irresponsabilidad de unos ignorantes padres “alternativos”, estafados por la visión neohippie de que una vida sana y natural hace desaparecer milagrosamente a esos terribles patógenos que llevan asolando a la humanidad desde la ya lejanísima Revolución Neolítica, los antivacunas no se dan por vencidos y siguen erre que erre en su irresponsable y, por qué no decirlo claro, criminal resistencia a uno de los mayores avances de la medicina, la vacunación proceso que ha permitido salvar la vida a miles de millones de personas en todo el mundo desde hacer ya más de 200 años.

Leer más…

Vacunas para todos

13 junio, 2011 44 comentarios

Las vacunas constituyen uno de los mejores mecanismos que tenemos para inmunizarnos contra enfermedades para los que la medicina actual no tiene tratamiento. Sin embargo hay muchas personas que no vacunan a sus hijos porque creen que las vacunas son inútiles, innecesarias, peligrosas o las tres cosas a la vez; son los conocidos como antivacunas. Criticar a una o varias vacunas por alguno de sus efectos secundarios, su baja efectividad, o pensar que en determinadas circunstancias no es necesario emplear la vacunación no convierte a nadie en antivacunas. Los antivacunas se oponen radicalmente a la vacunación como método sanitario, mezclándolo en muchas ocasiones con otras actitudes new-age. Pienso que esta actitud no es más que fruto de una sociedad donde la educación está en decadencia y los mitos y pensamientos mágicos tratan de arriconar el trabajo que miles de médicos y científicos realizaron en el pasado. En este artículo destaco a alguno de esos ilustres que dedicaron su vida a combatir la enfermedad, pese a ahora algunos intenten ningunear sus hazañas.

Hay que reconocer que vivimos en una época curiosa. Durante los dos últimos siglos gran cantidad de naturalistas, médicos o químicos, han dejado literalmente su vida para encontrar respuestas a la gran de infecciones que producen miles y miles de muertes cada año. La tuberculosis, la viruela, el sarampión, la difteria o la peste diezmaban a la población en todos los continentes. La mejora de las condiciones sanitarias trajo consigo un incremento de la salubridad, pero aún y así operaciones quirúrgicas tan aparentemente sencillas como extirpar el apéndice producían una mortalidad elevadísima, ya que rasgar el peritoneo era síntoma de infección incurable. Igualmente la llegada de plagas y epidemias de forma periódica no salvaba ni a las clases más adineradas y mejor nutridas, como prueba la cantidad de reyes, príncipes y nobles que sucumbieron a esas enfermedades. Cuando en el siglo XIX se empezó a entender la naturaleza de las enfermedades infecciosas, lo trajo consigo las primeras terapias tendentes a combatirlas, la humanidad las contempló con un gran halo de optimismo y agasajó a los médicos que realizaban esas contribuciones con honores propios de jefes de estado.
Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: