Archive

Posts Tagged ‘bacterias’

Alergias y asma, limpieza, niños y mascotas

20 junio, 2017 17 comentarios

Es evidente que las medidas higiénicas desarrolladas a lo largo del último siglo han permitido salvar la vida a cientos de millones de personas. Sin embargo, la actual fijación en el mundo occidental por la limpieza (y hasta por la esterilidad) de nuestros hogares puede estar siendo contraproducente con la salud de la población en general y sobre todo con la de los más pequeños en particular.

Leer más…

La evolución se acelera cuando en necesario

13 junio, 2017 6 comentarios

La evolución biológica de los organismos se basa en la existencia de variaciones del ADN de los miembros de una misma especie, que se producen por la aparición de mutaciones o de otros procesos como la recombinación genética. Sobre estas variaciones, que según postula el darwinismo clásico, se producen al azar y de manera relativamente constante en todos los organismos es sobre las cuales actúa posteriormente la selección natural para fijar aquellos cambios que sean adaptativos en la población. Sin embargo, un reciente estudio ha venido a demostrar que los cambios en el ADN de las bacterias no se producen al azar, sino que son muy dependientes de las condiciones ambientales.

Leer más…

Frente a una infección es bueno sentirse triste, apático y dolorido

7 mayo, 2016 Los comentarios están cerrados

Fiebre-en-niñoEn este breve video educativo se explica que es bueno sentirse triste, apático y dolorido cuando hemos sido infectados por un patógeno, ya que ello permite ahorrar energía y canalizarla hacia nuestro sistema inmune y evitar de paso la diseminación de la enfermedad entre nuestros congéneres.

Leer más…

¿Y si el comportamiento fuera el resultado de la acción de genes, hormonas y flora bacteriana?

5 agosto, 2015 29 comentarios

starryrhone_vangogh_bigPensadores, filósofos y teólogos han tendido históricamente a creer que el comportamiento era una caja negra misteriosa y maravillosa, resultado de la propia esencia inalterable del individuo. Pero experimentos científicos provenientes de los más diversos campos están demostrando que los atributos mentales no son más que una mezcla, increíblemente compleja eso sí, de genes, hormonas y flora bacteriana.

Leer más…

El intranscendente lugar del hombre y lo absurdo del creacionismo por Francisco Ayala

16 julio, 2015 61 comentarios

dios abortistaEl prestigioso biólogo evolutivo Francisco Ayala comenta en esta entrevista el insignificante lugar del ser humano dentro de la frondosa inmensidad del árbol de la vida y también desmonta la desatinada proposición religiosa de que nuestros muy imperfectos cuerpos hayan sido inteligentemente diseñados por una entidad todopoderosa a la vez que omnisciente.

Leer más…

Endosimbiosis (4): unidos por las Tinieblas

24 octubre, 2013 8 comentarios

.

In Science we trust

 

La luz y los compuestos químicos libres en el medio nutren a las plantas. Las plantas alimentan a los herbívoros. Los herbívoros alimentan a los carnívoros. Unos carnívoros alimentan a otros carnívoros, los cuáles alimentan a otros carnívoros… Plantas, herbívoros y carnívoros al morir son fuente de alimento para carroñeros y descomponedores. Estos alimentan a su vez a otros seres que cazan carroñeros y descomponedores. Cuando estos mueran, se convertirán en alimento para sus antiguas presas.

En definitiva, toda una red sustentada únicamente por la luz… Sin embargo, también hay toda una red de vida sumida en las más absolutas y completas tinieblas. Un lugar tan negro e inquietante, un lugar tan inhóspito y peligroso… que hasta el Señor Oscuro Sauron se lo pensaría un par de veces antes de entrar…

.

Es bien conocido que la vida sobre el planeta depende de la luz solar. Esta luz, energía radiante procedente de las reacciones nucleares que tienen lugar en el seno de nuestro glorioso dios Ra, es convertida por plantas y algas en energía química. Esta energía química será empleada a su vez por estas mismas plantas para convertir diversos compuestos inorgánicos en moléculas orgánicas. De ese modo plantas y algas se mantienen a sí mismas. Y de ese modo soportan a toda una larga cadena alimentaria, desde la brizna de hierba hasta la hiena y el león, desde la microscópica microalga hasta la colosal rorcual azul, pasando por la humilde gambita de krill.

Por ello los científicos hasta mediados del siglo XX creían que era extremadamente improbable (sino imposible) que pudiera existir abundancia de vida compleja (es decir, animales) en un mundo sumido en total ausencia de luz. Después de todo, es la luz en última instancia lo que mantiene las redes tróficas de continentes, mares y océanos. Sin embargo, el acceso a la luz está muy limitado en los mares y océanos. Desde menos de un metro en aguas extremadamente turbias hasta un máximo de 200 metros en aguas extremadamente limpias, ese es el límite de profundidad en el cuál la luz mantiene suficiente energía como para permitir la fotosíntesis. Esta zona, donde las algas pueden crecer, es llamada la zona fótica y es la que mantiene todas las comunidades de peces y ecosistemas que nosotros, de forma directa o indirecta, aprovechamos.

Sin embargo, más allá de los 200 metros la luz pierde poder y la fotosíntesis no es posible. En los 500 metros de profundidad reina la profunda oscuridad. Más allá de los 700 metros sería muy raro encontrar algún casual fotón perdido en la inmensidades del océano. Más allá de los 1000 metros penetramos en un submundo negro, frío, de elevadas presiones y donde sobrevivir es todo un reto; es un lugar donde las probabilidades de encontrar algo comestible (algún cadáver o partícula orgánica procedente de allá arriba) es extremadamente improbable.

A partir de los 3.000 metros entramos en la zona abisal, donde Mordor a su lado es un patio de juegos. Inmersa en el gélido corazón de las profundidades oceánicas, a priori la zona abisal es un lugar completamente hostil para la vida: no hay nada que comer, salvo algún resto ocasional que llega desde la zona fótica. Por ello, hasta mediados del siglo XX los científicos creían que la vida allí abajo sería principalmente microbiana y que de haber animales, estos serían sumamente raros y escasos, puesto que dependerían exclusivamente de las aleatorias e improbables migajas orgánicas que pudiesen llegar desde la zona fótica.

.

Bienvenidos a las Tinieblas: el fondo abisal del Cañón Hudson (New Jersey, USA, océano Atlántico), a profundidades comprendidas entre los 4.000 y 6.000 metros, con algún bicho esporádico. Crédito: NOAA Ocean Explorer

Leer más…

Staphylococcus aureus resistentes a meticilina en ganado. ¿Es un problema de pocos, o de muchos y de todos?

16 julio, 2013 18 comentarios

S. aureus. ME Wikipedia

 

En estos días, leyendo un post de Maryn McKenna  en Wired.com una escritora especialista en salud pública acerca de este tema, me quedé pensando en que en verdad muchos desconocen la realidad del abuso del uso de antibióticos en la cría de ganado y sus posibles consecuencias. Por eso y rastreando bibliografía y otras fuentes de información, me dieron ganas de escribir esta pequeña reflexión.

El Staphylococcus aureus es un bacteria común y conocida. Es frecuente hallarla en la piel y en las fosas nasales de las personas sin que cause mayores problemas.  Sin embargo las bacterias conocidas como SARM (Stafilococus aureous resistente a meticilina) son las bacterias que no mueren con la administración de la primera línea de antibióticos que normalmente cura las infecciones por estafilococos (penicilina, amoxicilina y oxacilina o beta lactámicos). Sólo responden a antibióticos muy modernos y costosos. Es decir que son cepas de esta bacteria que han desarrollado resistencia genética a los antibióticos y por ende se han convertido en una de las bacterias intrahospitalarias más difíciles de combatir. Esto es porque normalmente no producen infecciones severas pero si son oportunistas en el caso de pacientes inmunosuprimidos, o recién operados o con tratamiento de quimioterapia, o bajo diálisis renal o pacientes con abuso de drogas, etc.
Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: