Archivo

Posts Tagged ‘Biología evolutiva’

Imágenes de la Ciencia y de la Naturaleza: Evolución en acción

22 septiembre, 2012 17 comentarios

Escherichia coli es la bacteria más conocida popularmente, y una de las más empleadas en la investigación dentro de campos muy dispares. La Biología Evolutiva no es una excepción, y nuestra querida enterobacteria juega esta semana un papel fundamental en la historia de esta disciplina: un equipo norteamericano de las universidades de Michigan, Texas y Calgary, acaba de publicar en la revista Nature el análisis genético detallado de cómo un nuevo carácter ha aparecido en una población de bacterias que han sido cultivadas durante más de 50.000 generaciones.

Leer más…

Érase una vez (3) las Aves (III). Cuando los genes hablan

26 julio, 2012 13 comentarios

Érase una vez” es una serie dedicada a conocer el origen de un grupo animal. En este tercer capítulo nuestro objetivo son las aves, a las que dedicamos un primer episodio a presentarlas y un segundo episodio a hablar de su evolución pasada sin mentar un solo fósil. Y lo hicimos. Pero dejamos una pregunta en el aire… ¿Con qué grupo animal están más emparentadas las aves? ¿A quién se parecen más? Para responder a tales preguntas los científicos cuentan desde hace años con un fósil precioso… Pero no hablaremos de él en esta entrada. Sino que nos centraremos en otra interesante herramienta para estudiar las aves: La Genética.

Mas no puedo empezar con la ciencia sin antes contar alguna de aquellas historias que integran al reino animal con nuestra historia y mitología. Como ya mencionamos hace tiempo, los dioses y los demonios, las religiones y otras creencias varias, por supuesto sin descartar al cristianismo; todas ellas arraigan con fuerza en el mundo cotidiano, en el día a día, tomando de aquí y allá para formar un conjunto relativamente “consistente”, un dogma de actitudes, comportamientos, costumbres e ideología que trata de inmiscuirse hasta en los más profundos recovecos de la vida privada del ser humano, ese primate lampiño. Si las religiones se alimentan del mundo cotidiano, uno de los puntos en el tiempo y en el espacio donde tal situación se manifestó con toda su fuerza fue en el Antiguo Egipto y su riquísimo panteón divino.

Leer más…

Adiós a Lynn Margulis

23 noviembre, 2011 32 comentarios

La bióloga evolutiva estadounidense Lynn Margulis falleció ayer en su domicilio de Amherst (Massachusetts).  Según un comunicado difundido por la Universidad de Massachusetts, Margulis sufrió recientemente un ictus del que, lamentablemente, no pudo recuperarse.

Lynn Margulis nació el 5 de marzo de 1938 en la ciudad de Chicago, en cuya Universidad se licenció en ciencias en 1958. Continuó sus estudios de máster en la Universidad de Winsconsin y se doctoró por la Universidad de California. En 1957 se casó con el astrónomo y excelente divulgador Carl Sagan, de cuyo matrimonio nació Dorion Sagan, que ha seguido el camino científico de sus padres.

Entre todos sus aportes a la biología evolutiva, y a pesar de las fuertes críticas y escepticismo que han despertados muchos de ellos, Margulis es internacionalmente reconocida por su explicación del origen de la célula eucariota mediante la endosimbiosis seriada de varias células procariotas.

En La Ciencia y sus Demonios tenemos la intención de publicar el In memorian que merece pero hasta entonces, valga recordar el capítulo que le dedicamos en la serie «Entendiendo la Evolución«.

El diseñador poco inteligente XI: manos como pies

20 noviembre, 2011 89 comentarios

Una de las características humanas más destacadas es la capacidad de manipulación de herramientas que nos proporcionan nuestras manos y brazos. Las extremidades superiores de los homínidos son extraordinariamente ágiles, especialmente en chimpancés y, como máximo exponente, en humanos.

Además de la gran movilidad de nuestros brazos, la exquisita disposición, musculatura y control nervioso de las manos nos permiten manipular herramientas con una precisión inimaginable en otras especies.

Numerosas adaptaciones nos permiten alcanzar esta capacidad de manipulación. Un pulgar oponible (que compartimos en mayor o menor grado con otros primates), la prolongación de las falanges formando unos dedos largos, un complejo sistema muscular y nervioso, así como unas articulaciones especialmente móviles,  nos permiten desde tocar el violín hasta sustituir una válvula cardíaca a otro congénere.

Cabría pensar que unas herramientas que han permitido pintar la Capilla Sixtina, esculpir el Discóbolo o construir la Estación Espacial Internacional deben su perfección a un diseño impecable, a un funcionamiento óptimo y, por ende, a un plan preestablecido de construcción. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Y es que nuestros brazos son patas; patas muy modificadas, pero patas al fin y al cabo. Provienen de las antiguas extremidades anteriores de nuestros ancestros cuadrúpedos, desarrolladas para el desplazamiento y con toda una serie de limitaciones que arrastran desde hace millones de años.

Leer más…

Que atrevida es la ignorancia

23 julio, 2011 30 comentarios

Hoy he llevado a cabo un ejercicio de auto castigo que hacía meses que no realizaba: acercarme a leer el último artículo de un elemento que me vaticinó la visita vengativa de su deidad por osar hablar de evolución. El autor, conocido como «Jolimu», titula con una más que dudosa ironía «Pulgarcito, Barba Azul… y los Homínidos» a un esperpento en el que pretende «denunciar» los malos modos de los biólogos evolutivos. La verdad, bastaría con citar textualmente su escrito para que las incongruencias, la ignorancia y el desconocimiento de los que hace gala se basten y se sobren no sólo para descalificar el artículo, sino toda la línea argumental de un movimiento creacionista que pretende situarse a la altura del debate científico a base de citas de la Biblia.

No obstante, hoy tengo cierta necesidad de desahogo epistolar debido a diversas causas y, lo siento, pero le ha tocado.

Leer más…

El diseñador poco inteligente: VII. Parirás con el sudor de tu frente (o algo así…)

21 marzo, 2011 102 comentarios

El dolor que produce el parto en las hembras humanas se encuentra muy cerca del máximo soportable. Por si fuera poco, se trata de un proceso poco eficiente; las tasas de mortalidad tanto de la madre como del neonato son extremadamente elevadas si la comparamos con otras especies de mamíferos. Cabría pensar que todo esto estuviera motivado por el hecho de parir crías muy formadas, muy grandes y con mayores probabilidades de supervivencia. Sin embargo, ocurre todo lo contrario: los humanos parimos poco más que fetos sin acabar de formar, incapaces de andar ni de alimentarse por sí mismos. Las crías humanas precisan varios años de estrecha dependencia antes de poder valerse, y no digamos procurarse sus propios alimentos.

Son varios los motivos por los que el parto humano entraña tanta dificultad y sufrimiento: la estrechez de la pelvis materna y su inadecuada orientación hacen que el camino que el neonato debe atravesar sea muy estrecho y retorcido; la peligrosa posición del feto y los cambios de postura que debe realizar de salir al exterior contribuyen a dificultar aún más el nacimiento y el desproporcionado tamaño de la cabeza convierten el proceso de alumbramiento en una verdadera y peligrosa tortura. Otros factores, como el molesto cordón umbilical tan propenso a liarse y asfixiar al bebé o la tendencia gravitacional de la cabeza cuando por un descuido el neonato cae al suelo, completan el esperpéntico modelo de nacimiento humano.

Leer más…

El diseñador poco inteligente V: los huevos fresquitos…

11 enero, 2011 58 comentarios

Los machos de los mamíferos, y entre ellos el ser humano, presentan una aparato reproductor cuanto menos curioso. Una de las características más chocantes es la ubicación de los testículos, que son los órganos productores de espermatozoides así como de hormonas sexuales.

Dada su importancia y sensibilidad, cabría esperar encontrarlos bien protegidos en el interior de la cavidad abdominal, como ocurre con los ovarios femeninos. Sin embargo, y contra todo pronóstico, los testículos se sitúan en el exterior, dentro de una bolsa que ofrece muy poca protección mecánica: el escroto. En el caso de hombre, la posición erguida expone aún más tan valiosos órganos a cualquier agresión o daño fortuito.

Leer más…

El diseñador poco inteligente III: trabajando acostado.

14 octubre, 2010 18 comentarios

Raya de puntos azules (Taeniura lymma)

Raya de puntos azules (Taeniura lymma)

Entre las muchas adaptaciones que presentan los peces bentónicos, una de las más espectaculares es el aplanamiento corporal en  muchas de estas especies. La ventaja de poseer un cuerpo plano cuando vives en el fondo marino (especialmente si éste es arenoso) resulta evidente: permite camuflarse de una forma más fácil y eficaz. Con ello, el organismo puede pasar desapercibido a los predadores o posibles presas. De hecho, este aplanamiento suele estar acompañado de una librea críptica que contribuye a confundir al animal con el fondo.

La fórmula que podríamos considerar más «razonable» para conseguir un cuerpo de estas características sería el aplastamiento dorsoventral, el cual permite conservar la anatomía principal, con los ojos en la parte superior, la boca en la inferior o frontal y las aletas laterales y dorsales funcionales. Este modelo es que han seguido las rayas, los peces sapo y los peces rata, entre otros.

.

Pez rata (Uranoscopus scaber)

Pez rata (Uranoscopus scaber)

Pez sapo (Halobatrachus didactylus)

Pez sapo (Halobatrachus didactylus)

Leer más…

El diseñador poco inteligente I: Cañerías

9 septiembre, 2010 467 comentarios

Hallábanse dos jóvenes estudiantes, llamados Peláez y Ortigosa, ante el último problema que les había propuesto su profesor y que versaba sobre el diseño de una máquina procesadora de agua, sólidos y gases. La propuesta era aparentemente sencilla: por un extremo de la máquina debían introducirse agua, restos orgánicos y aire atmosférico. En el cuerpo central de la máquina debían situarse dos procesadores independientes: uno de ellos descompondría la materia orgánica y la mezclaría con el agua, para posteriormente expelerla al exterior del aparato. El segundo procesador debía ser capaz de capturar aire del exterior y volverlo a expulsar de tal manera que estuviera circulando continuamente por el interior de la máquina, con el objeto de ventilar el sistema y mantenerlo en una temperatura aceptable.

El profesor sólo indicó una limitación para el diseño: la materia prima de ambos circuitos no podía mezclarse. Si esto ocurría (especialmente si el agua o la materia orgánica penetraban en el circuito del aire), la máquina tendría serios problemas de funcionamiento, pudiendo llegar a quedar total e irremediablemente inservible.

Leer más…

Entendiendo la Evolución II. Selección Natural y Teoría Sintética.

25 mayo, 2010 5 comentarios

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

La selección natural fué propuesta en 1859 por Charles Darwin como el mecanismo mediante el cual los organismos evolucionan. Alfred Rusell Wallace alcanzó independientemente las mismas conclusiones, que comunicó epistolarmente a Darwin en 1858, por lo que en justicia, deberíamos hablar de la teoría de Darwin y Wallace.

Formulada originalmente en «El origen de las especies», podíamos leer en sus conclusiones:

Existen organismos que se reproducen y la progenie hereda características de sus progenitores, existen variaciones de características si el medio ambiente no admite a todos los miembros de una población en crecimiento. Entonces aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente.

Darwin, El Origen de las especies

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: