Archivo

Posts Tagged ‘biomagnetismo’

Más charlatanes: silicona magnética adelgazante

23 septiembre, 2011 59 comentarios

¿Está usted a dieta estricta tratando de eliminar esos kilitos de más que ha ganado en un verano más gastronómico que deportivo? ¿Intentando quitarse los michelines a golpe de gimnasio y sudor? No sea tonto. Puede adelgazar kilos y kilos mientras está tumbado a la bartola, simplemente colocándose unos “Anillos magnéticos adelgazantes” en los pulgares de los pies.

Así como suena. Ni dietas milagro, ni abdominales, ni zarandajas por el estilo. Con un par de anillos de silicona dotados de unos potentes imanes que emiten “ondas magnéticas de 1.100 Gauss”, verá como sus “procesos metabólicos se hacen de manera eficiente” , consiguiendo “eliminar esos kilos de más, sin ir al gimnasio, sin dejar de comer, sin riesgos de salud”.

Tal maravilla se vende por el módico precio de 4,7 € la pareja. Al menos, esta vez sí que es barato, y más contando con  la impresionante mezcla de “trenología” y medicina tradicional japonesa que se derrocha en el invento.

Leer más…

10 razones para no creer en el «par biomagnético»

13 mayo, 2010 193 comentarios

.

Anotación. Esta serie se denomina «10 razones para no creer en…»; en este caso, utilizamos el término creer única y exclusivamente según la 4ª acepción aceptada por el diccionario de la Real Academia Española (enlace): “4. tr. Tener algo por verosímil o probable. U. t. c. prnl”.

Otra forma de verlo, es considerando que si creer es “aceptar algo sin pruebas”, en el sentido de esta serie, viene a recopilar las razones por las que no tiene sentido creer en algo determinado, ya que no solo hay carencia de pruebas, sino que los descubrimientos científicos vienen a afirmar lo opuesto. Dicho esto y sin más dilación, continuemos con el artículo.

.

La terapia del par biomagnético es la creencia de que dos imanes pueden “depurar” el cuerpo, haciendo que los campos magnéticos “nivelen” el PH del cuerpo y eliminen virus y bacterias. Suele acompañarse con otra creencia: que toda enfermedad, sea artitris reumatoide, cáncer o diabetes, está producida por microorganismos patógenos, de modo que la acción de los imanes sobre el intercambio iónico celular modifica el pH, acaba con el patógeno y sana el organismo.

Aquí puede leerse el “fundamento” de la terapia.

.

.

Estas son las diez razones aportadas por nuestros lectores por las que se debe poner en duda la credibilidad del par biomagnético:

Leer más…

10 razones para dudar del «par biomagnético»

2 mayo, 2010 14 comentarios

Hacía tiempo que no refrescábamos nuestra sección “10 razones para no creer en…“, así que os traemos un nuevo tema sobre el que poder opinar. Recordamos, tanto para los lectores veteranos como para los nuevos, que la idea de esta sección consiste en ofrecer razones a favor o en contra de un determinado tema, pero siempre desde la lógica, las pruebas o los razonamientos válidos. Con las 10 mejores razones expuestas en los comentarios, la encuesta se transforma en un artículo fijo de la sección “10 razones”.

Hoy os proponemos un tema bastante escabroso: la terapia del par biomagnético:

La terapia del par biomagnético es la creencia de que dos imanes pueden “depurar” el cuerpo, haciendo que los campos magnéticos “nivelen” el PH del cuerpo y eliminen virus y bacterias. Suele acompañarse con otra creencia: que toda enfermedad, sea artitris reumatoide, cáncer o diabetes, está producida por microorganismos patógenos, de modo que la acción de los imanes sobre el intercambio iónico celular modifica el pH, acaba con el patógeno y sana el organismo.

Aquí puede leerse el “fundamento” de la terapia.

Pues todo vuestro, adelante con las razones en uno u otro sentido!

.

.

Entradas relacionadas:

Magufos de la salud

15 abril, 2010 22 comentarios

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Es fácil encontrar magufadas en la red. La mayoría de las ocasiones éstas no pasan de la anécdota, podrían entrar a formar parte del terreno del humor debido a su intrascendencia. ¿ Agujeros en el polo Norte, Tierra hueca, un planeta que se nos viene encima, un OVNI dando vueltas por la ciudad…? Qué más da, si en el fondo parece información sacada de El Jueves o de “The Onion”. En otras ocasiones las magufadas causan un cierto malestar, una cierta quemazón interna porque te das cuenta rápidamente que son negocios montados para que la gente pique (léase timos). Ahí tenemos pulseras para mantener el equilibrio, bolas de lavar, lámparas de iones, cristales purificadores, motores de agua y un larguísimo etcétera, que hay mucho paro, oiga.

La cosa cambia radicalmente cuando las magufadas están relacionadas con aspectos de salud. Y es aún mucho peor cuando los magufos incitan al abandono de la medicina convencional tratando que se siga únicamente lo que ellos pregonan. Eso ya es una mezcla peligrosa, ya que al timo, que como mucho produce la pérdida de dinero, se une el posible delito a la salud pública, que puede llevar a situaciones irreparables. Y uno se pregunta ¿qué se puede hacer en esos casos?
Leer más…

Pues a mi me funciona!! (2)

16 febrero, 2010 23 comentarios

.

Dado que varios artículos sobre distintos productos “mágicos”, así como el de ¡Pues a mí me funciona! han generado una cantidad de comentarios que hacen peligrar la estabilidad y accesibilidad de los respectivos hilos, hemos cerrado algunos de ellos y abrimos éste para poder seguir comentando sobre placebos, sugestionabilidad y los diversos productos comerciales que se aprovechan de ello. Todo vuestro 😉

.

Entradas relacionadas:

1784: cuando el método científico derrotó a la pseudociencia

11 febrero, 2010 24 comentarios

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Franz Anton Mesmer

Las extrañas teorías del doctor Mesmer se habían extendido por el París prerevolucionario ante la alarma de ciertos colectivos médicos. En 1784 el rey Luis XVI permitió que una comisión científica examinara la terapia conocida como mesmerismo. Este es el relato de cómo el método científico se impuso sobre conceptos basados en creencias.

Franz Anton Mesmer fue un médico alemán que fundó lo que posteriormente se conoció como mesmerismo. En el año 1774 este médico empezó a usar imanes para curar enfermedades. Para ello Mesmer obligaba a los pacientes a beber sustancias con hierro, para posteriormente colocar imanes alrededor del cuerpo del paciente. Los paciente aseguraban sentir hormigueo en todo el cuerpo y los síntomas de la enfermedad desaparecían. Mesme nunca creyó que los imanes eran responsables de la curación, sino algo que él denominó “magnetismo animal” que estaba acumulado en el cuerpo. Para Mesmer la salud era un proceso en el que intervenían cientos de canales eléctricos que recorren el cuerpo humano.

El doctor D’Eslon, discípulo de Mesmer, y su principal ayudante en París entendió la enfermedad como consecuencia de los obstáculos al flujo a través de esos canales. Superando aquellos obstáculos y restaurando el flujo se producían crisis que restauraban la salud. Cuando la naturaleza fallaba en hacer esto simultáneamente, el contacto con un conductor de “magnetismo animal” era necesario y un remedio suficiente. Mesmer se propuso ayudar o provocar los actos de la Naturaleza.
Leer más…

Paradojas en Menéame (o manda huevos que diría Trillo)

4 febrero, 2010 11 comentarios

Son curiosas las paradojas que te da la vida. Una noticia de este blog, aquella que denuncia la magnetoterapia ha acabado en Meneame. Hasta ahí algo normal en la dinámica de blogs. Lo curioso es que este artículo, que es una clara denuncia a la estafa que supone el método llamado par magnético, aparece sobre un anuncio publicitario de la Imanoterapia. En fin, otra anécdota poco graciosa de este loco mundo. ¡Y es que así no hay manera!

Entradas relacionadas:

A %d blogueros les gusta esto: