Archivo

Posts Tagged ‘Catolicismo’

Ahora hace dos años: Galileo Galiei y los demonios de la Ciencia

22 julio, 2011 23 comentarios

Este mes de julio cumplimos dos años de “La Ciencia y sus Demonios”. El aniversario nos pilla en un periodo muy difícil, dado que andamos por unas causas u otras, excesivamente ocupados en nuestros respectivos trabajos, con muy poco tiempo libre para dedicarle al blog. No obstante, esperamos volver a empujar hacia arriba tras las vacaciones de verano.

Con el doble objetivo de celebrar este acontecimiento y de recuperar entradas antiguas que posiblemente han pasado desparecibidas a muchos lectores actuales, en la serie “Ahora hace dos años…” vamos a republicar aquellas más valoradas y atemporales. Esperamos que esta iniciativa tenga por vuestra parte una buena acogida. Nos estrenamos con la primera entrada escrita por Cnidus en julio de 2009: “Galileo Galiei y los demonios de la Ciencia”.

 

Galileo Galiei y los demonios de la Ciencia

21 julio, 2009

Retrato de Galileo Galilei, por Giusto Sustermans. Crédito: Wikipedia Commons.

Retrato de Galileo Galilei, por Giusto Sustermans. Crédito: Wikipedia Commons.

Galileo Galilei, nacido en Pisa el 15 de febrero de 1564 y fallecido en la ciudad de Florencia el 8 de enero de 1642 (2), profesor de matemáticas de la Universidad de Padua, padre de la astronomía de observación instrumental (1) y, en definitiva, uno de los fundadores de la ciencia moderna, donde los datos y observaciones priman sobre las ideas, preconcebidas o no, que carecen de apoyo empírico.

Y sin embargo, paradójicamente, en las últimas décadas la figura de Galileo se ha convertido en el ariete por excelencia de diversos personajes que, enarbolando su imagen, navegan a contracorriente afirmando sin tapujos que, los científicos, son seres de “mente cerrada” y “dogmáticos”, incapaces de aceptar lo que sea en carencia de pruebas; así mismo, estos tipos suelen identificarse con Galileo, ya que son perseguidos y acosados por hordas de detractores que no les dejan ni respirar, eludiendo a la vez gobiernos, conspiraciones y maquinaciones empresariales que desean evitar que digan la verdad, su verdad… lo cuál a su vez, no les impide publicar docenas de revistas, de libros, de blogs, de foros, de páginas güeb; o levantar museos, conferencias, merchandising e incluso empresas y además, cobrar a principio, a un cuarto, a mitad, a tres cuartos y a fin de mes. Leer más…

Jerarquía divina

21 junio, 2011 18 comentarios

Hay quienes no se sienten nada tranquilos al ver a nuestra especie como un punto más en el inmerso árbol de la vida confeccionado a partir de las relaciones taxonómicas de las especies conocidas. Una jerarquía en la que cada especie ocupa su nicho y tiene su importancia en la biosfera. Parece, sin embargo, que otros se sienten más confortables con otras jerarquías, como por ejemplo la mostrada en este esquema que procede de un libro de religión católica empleado en Irlanda.

Dibuja un círculo alrededor de aquello que Dios más ama


Leer más…

Ateísmo: causas y consecuencias (versión 1940)

5 mayo, 2011 31 comentarios


Los años 40 del régimen franquista fueron los más duros en cuanto a represión e imposición de su ideología, fueron los “años del miedo” tal y como los definió Juan Eslava Galán en su estupenda obra. La década empezó con un apoyo manifiesto a la Alemania nazi, para darle más tarde la espalda a ésta cuando quedó claro que los aliados iban a ganar la guerra. Lo que no cambió fue el estado nacionalcatólico definido por una imposición del fascismo y del catolicismo como banderas del estado.

Criticar tanto al sistema político español como al catolicismo implicaba, como mínimo, acabar en la cárcel. Cárceles donde se imponía un sistema de “reeducación” en valores amparado por la iglesia. De igual forma la única enseñanza posible era la educación católica donde se dejaba bien claro lo que se pensaba de aquellos que no comulgaban con su credo. Los libros de religión de la época no dan lugar a engaños. Así en la obra “Apologética elemental” (1947) de la editorial Edelvives, que se empleaba como libro de educación religiosa, se daban las siguiente causas para que una persona “cayera” en el ateísmo:

La ignorancia religiosa: falta de estudios en materia religiosa.

En general, en la España de esa época se podía hablar de ignorancia a secas, ya que hasta la llegada de la II República no se hizo un serio esfuerzo por alfabetizar el país. Pero hasta pocos años antes, las únicas instituciones autorizadas para educar eran las religiosas, de ahí el altísimo número de seminarios y seminaristas existentes, por lo que esa afirmación echa piedras sobre su propio tejado. Leer más…

Galileo Galilei y los Demonios de la Ciencia

21 julio, 2009 19 comentarios

Retrato de Galileo Galilei, por Giusto Sustermans. Crédito: Wikipedia Commons.

Retrato de Galileo Galilei, por Giusto Sustermans. Crédito: Wikipedia Commons.

Galileo Galilei, nacido en Pisa el 15 de febrero de 1564 y fallecido en la ciudad de Florencia el 8 de enero de 1642 (2), profesor de matemáticas de la Universidad de Padua, padre de la astronomía de observación instrumental (1) y, en definitiva, uno de los fundadores de la ciencia moderna, donde los datos y observaciones priman sobre las ideas, preconcebidas o no, que carecen de apoyo empírico.

Y sin embargo, paradójicamente, en las últimas décadas la figura de Galileo se ha convertido en el ariete por excelencia de diversos personajes que, enarbolando su imagen, navegan a contracorriente afirmando sin tapujos que, los científicos, son seres de “mente cerrada” y “dogmáticos”, incapaces de aceptar lo que sea en carencia de pruebas; así mismo, estos tipos suelen identificarse con Galileo, ya que son perseguidos y acosados por hordas de detractores que no les dejan ni respirar, eludiendo a la vez gobiernos, conspiraciones y maquinaciones empresariales que desean evitar que digan la verdad, su verdad… lo cuál a su vez, no les impide publicar docenas de revistas, de libros, de blogs, de foros, de páginas güeb; o levantar museos, conferencias, merchandising e incluso empresas y además, cobrar a principio, a un cuarto, a mitad, a tres cuartos y a fin de mes. Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: