Archivo

Posts Tagged ‘censura’

La destrucción a través de los libros

12 marzo, 2013 8 comentarios

libros que ardenAutor: Darío

Si se tuviera que reflexionar acerca de lo que hay de común en las guerras que los seres humanos modernos libran desde que se han organizado en sociedades, sería difícil no ver que la destrucción del patrimonio cultural del vencido es una de las prácticas más practicadas. Así sea por el lado de la destrucción y el saqueo del arte del pueblo vencido, o por la destrucción intencionada de los sitios que albergaban ese arte, lo cierto es que el saqueo y la destrucción del patrimonio cultural del enemigo vencido es algo que todos en la guerra practican con singular esfuerzo, no estando exento nadie de que el saqueo y la destrucción cultural que un pueblo comete contra otro sometido hoy a su vez le sea aplicado mañana, ya por otros invasores, ya por una guerra civil interna. Y los libros, invento que para la gran mayoría de nosotros nació con la imprenta de Gutenberg pero que ya existían desde el mundo antiguo en muchas culturas, es algo que los invasores y ganadores de los conflictos armados buscan con también singular interés ya sea para destruirlos o para llevárselos despojando a los vencidos de su historia y su cultura, entre otras cosas.

Esta es la historia que cuenta el libro Historia Universal de la Destrucción de los Libros. De las tablillas sumerias a la guerra de Irak, de Fernando Báez en donde página tras página nos narra la destrucción del patrimonio tanto del mundo antiguo como de Bizancio como la que se llevó a cabo contra Irak en la salvaje invasión occidental a raíz de una supuesta amenaza que siempre se supo inventada y sin sustento. Siria, Bizancio, Egipto, la Grecia clásica, China, Roma antigua, Constantinopla, la España Musulmana, México prehispánico, Francia, Estados Unidos, Rusia zarista y luego soviética, Irak invadido … la larga lista de lugares y los eventos de conquistas, purgas, revoluciones, racismo y guerras religiosas, por mencionar unos pocos, afectaron la existencia de extensas bibliotecas en las que miles de libros, muchos de ellos considerados únicos, se perdieron para siempre.
Leer más…

¿Es lícito censurar información científica por seguridad nacional?

16 enero, 2012 66 comentarios

 

El herrerillo chivato

Acabo de leer que un grupo de investigación de los Países Bajos ha creado una cepa del virus de la gripe extremadamente patógena, y por tanto muy peligrosa para nuestra salud. Por trabajos anteriores se conocen algunos determinantes génicos implicados en el grado de infectividad del virus de la gripe: capacidad de provocar una desmesurada reacción inmune, capacidad para invadir tejidos del aparato respiratorio, alta capacidad de dispersión en el aire, resistencia a antivirales, etc. El citado grupo de investigación ha combinado todos estos determinantes generando un “supervirus”, que efectivamente es extremadamente peligroso. El problema ha surgido al intentar divulgar este hallazgo a la comunidad científica. El manuscrito ha sido enviado a Science, pero la revista ha recibido órdenes de seguridad nacional de EEUU para que la publicación no vea la luz. Esta información se considera clasificada por considerarse que podría ser usada por grupos terroristas para generar un arma biológica. Aquí nos encontramos con un choque frontal entre la libre circulación de información científica y la seguridad de los ciudadanos frente a potenciales ataques por parte de grupos terroristas. Todo un dilema de no fácil resolución.

Censura

4 enero, 2012 63 comentarios

Por Darío

Alguna vez en el transcurso de nuestras vidas, es casi seguro que todos nos hemos encontrado con una actitud, con un gesto, con un comportamiento, con unas palabras escritas o unas frases escuchadas que no nos gustaron para nada, que tocaron algo o varias cosas de lo que consideramos una creencia esencial de nuestro ser y, que de haber sido posible, hubieramos censurado al autor o autores de tales hechos y/o palabras, y quizàs, si en nuestras manos hubiera estado, habrìamos buscado la forma de prohibir (hermana palabra de la censura) el acto, la palabra o si fuera posible, a la persona o personas responsables de esos actos y esas palabras con tal de que no se volviera a presentar eso que generò malestar y la actitud consecuente.

Pero tambièn es cierto que màs de una vez, posiblemente, hemos dicho o actuado algo que a màs de una persona le molestò y que, si en sus manos hubiera estado, nos censurarìan y/o prohibirìan directamente de su entorno inmediato (al menos) con tal de que no volvièramos a cometer o decir lo que fue objeto de la controversia.

Enterado por correo electrònico por amigos españoles y por nuestro blog de que un boicot obligò a varias tiendas a sacar de circulaciòn un controvertido libro que promete “curar la homosexualidad”, y enterado tambièn de que varias personas con las que simpatizo ideològica y moralmente avalaron y participaron en ese boicot, considero que es necesario apostar por una posiciòn con respecto a ello y con respecto a la participaciòn de personas que se consideran a si mismas progresistas, y mi postura es totalmente contraria al boicot y la censura que se ha ejercido contra el libro.

Leer más…

El nuevo asalto a la razón

1 diciembre, 2011 37 comentarios

Por Darío

En 1953, Georg Lukács, filósofo y marxista húngaro publicó su libro “Die Zerstörung der Vernunft”, que en castellano fue traducido con el título “El Asalto a la Razón. La trayectoria del irracionalismo desde Schelling hasta Hitler”. En este texto Lukács demuestra, de manera bastante convincente, como muchas de las escuelas filosóficas que se generaron en Alemania entre los siglos XIX y XX, y que muchas de ellas se hicieron famosas y generaron a su vez otras escuelas en muchos países, y a las que él asocia con el calificativo de “irracionalistas”, fueron preparando, lenta y concientemente, el paso a lo que sería el culmen irracional del nazismo y sus consecuencias devastadoras. En este texto Lukács no pretende, y lo aclara perfectamente, hacer creer a sus lectores que la filosofía, por sí sola, es responsable exclusiva de la llegada de Hitler al poder y de la decadencia de la sociedad alemana y mundial que permitió el paso a éste y a la locura que se generó con la Segunda Guerra. Sí pretende, y a juicio tiene razón, demostrar que los filósofos que en sus escritos y actos renegaron y atacaron por diferentes causas la razón, la idea de progreso, la ciencia y toda la herencia de la Ilustración, dando paso a filosofías cada vez más bizarras y las ideas más absurdas, tienen una cuota de responsabilidad en la relativa facilidad con la que el nazismo se instaló en la sociedad alemana. Es decir: a diferencia de lo que muchos ridículos sostienen, Lukács no pretende establecer una línea continua entre Nietszche y Spengler con Hitler, por ejemplo. Cualquier idea en este sentido es simplemente absurda y Lukács la refuta como tal. No, su hilar es más fino.

Leer más…

Darwin y el culo de Natalie Portman

29 abril, 2011 24 comentarios

Curiosa manera de comportarse del que dice llamarse el país de las libertades. Por un lado una buena película, titulada Creation, que trata sobre algunos momentos de la vida de Charles Darwin es despreciada y exhibida en un número insignificante de cines para desaparecer pronto del cartel, de manera que los interesados en ella se sienten como los protagonistas de esta viñeta. Todo para no molestar a los fundamentalistas creacionistas.

Sentimiento de culpa al asistir a la proyección

Imagen vista aquí

Leer más…

Eso que ya ha pasado, ha sido la Navidad

7 enero, 2011 30 comentarios


Tras pasar el día de Reyes se pueden dar por acabadas las fiestas navideñas del 2010. Quizás algunos me tachen de políticamente incorrecto si sentenció que en la Navidad se celebra el nacimiento de Jesucristo, al menos en el país que yo vivo. Sé de sobra que cada uno habrá celebrado lo que le venga en gana en función de sus creencias, pero si en mi país existe una fiesta el 25 de diciembre es porque detrás ha habido y aún hay una celebración religiosa.

Con eso creo que no descubro nada nuevo, pero es que lo políticamente correcto ha llegado a casos que son tremendamente ridículos y patéticos. Y en este caso no hablo de las persecuciones de cristianos en varias partes del planeta que han pasado desapercibidas en muchos medios de comunicación. Sin ir más lejos en el Irak anterior a la invasión estadounidense vivían algo más de 1 millón de cristianos, ahora mismo sólo viven 400.000, el resto ha tenido que abandonar el país ante la continua persecución a la que han sido sometidos. En Egipto y Nigeria, la comunidad cristiana también se encuentra perseguida, y esa es una realidad muy frecuente en muchos países de Asia. Pienso que el mejor modelo de estado es aquel que separa la religión de los poderes civiles, pero ese espíritu aconfesional, o los intereses laicos de una parte de nuestra sociedad, no nos ha de hacer perder la perspectiva de que cuando existe una persecución a una libertad, sea civil, sexual o religiosa, ésta debe ser denunciada en los medios de forma contundente. Y de momento esa denuncia la encuentro tibia, cuando no ausente de muchos de los principales medios de comunicación españoles.
Leer más…

Osiander el censor

28 julio, 2010 24 comentarios

Andreas Osiander, en un retrato pintado por Georg Pencz. Fuente: Wikipedia

Andreas Osiander (1498-1552) fue un teólogo y editor literario protestante alemán que ha pasado a la historia por intentar esconder el verdadero alcance de la obra de Copérnico, censurando de una forma sutil un texto que revolucionaría la visión del cosmos, desplazando nuestra posición lejos del centro de nuestro Sistema Solar.

La obra de Copérnico, De Revolutionibus Orbium Coelestium (Sobre la revolución de las esferas celestes) es sin duda revolucionaria. Hasta ese momento la Tierra se consideraba el centro del Universo, y eso era tomado como dogma de fe por los cristianos, tanto católicos como protestantes. Negarlo o escribir en contra de ello se consideraba una herejía, por lo que hacerlo significaba un grave riesgo para la integridad física de quien lo hiciera. Copérnico comprendió perfectamente los problemas teológicos que planteaban los resultados de sus observaciones por lo que retrasó la publicación de su obra hasta después de su muerte.

Copérnico escribió al entonces papa Pablo III y le comentó sus temores en referencia a la recepción de su obra por parte de sectores cristianos. Osiander aconseja entonces a Copérnico separar la astronomía (como rama de las matemáticas, que trata tema abstractos) de la cosmología (que trata de realidades físicas), con el fin de esconder el verdadero alcance de los descubrimientos de Copérnico. De hecho en el texto del prefacio se dice que la obra de Copérnico era sólo una herramienta matemática para simplificar los complicados cálculos necesarios para representar el movimiento de los planetas, pero para nada cambiaba el modelo en el Sistema Solar impuesto desde ámbitos religiosos.
Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: