Archivo

Posts Tagged ‘frío’

Carlos Duarte: El “Climagate” ha sido un “reality show” para la galería manejado como una operación de desprestigio

6 abril, 2010 53 comentarios

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Carlos Duarte nos explica en esta entrevista que el cambio climático es un hecho y está motivado por los gases de efecto invernadero liberados por la actividad humana. Además nos comenta que sus efectos son fácilmente observables en el Ártico y los glaciares del hemisferio Norte y que el Climagate fue una campaña orquestada para confundir a la opinión publica. Para finalizar nos indica que aún estamos a tiempo de frenar las consecuencia del calentamiento global.

Aunque siendo puristas no es exactamente lo mismo, hoy día hablando en terminología coloquial utilizamos la expresión “cambio climático” para hablar de “calentamiento global” o aquel cambio en el clima debido exclusivamente a la actividad humana. Este concepto es controvertido, ya que no sólo atañe a conceptos científicos, sino que ha calado a nivel político y socioeconómico. Hay quienes lo niegan, y quienes, aún asumiendo que existe, niegan que su origen sea debido a la actividad humana, dando otras causas como la actividad solar o el campo magnético. La mezcla de discusiones científicas con otras de tipo político ha enturbiado el asunto de tal manera que a un experto en el campo le cuesta separar lo que es cierto de lo que es propaganda. Por ello hoy hemos invitado a La Ciencia y sus Demonios a un experto en cambio climático, el doctor Carlos Duarte, el cual ha contestado amablemente a nuestras preguntas.
Leer más…

Ola de frío en el hemisferio Norte, “calor” en el Ártico y cambio climático

14 enero, 2010 26 comentarios

Definitivamente al clima no hay quién lo entienda y si no atentos a esta noticia publicada hoy en El País:

En las últimas semanas ha nevado en Sevilla y en Florida. Todo el hemisferio norte está sumido en un frío extremo acompañado de lluvias abundantes. ¿Todo? No. Mientras las agencias de meteorología de Occidente bucean en sus archivos en busca de precedentes tan fríos, Groenlandia y Alaska pasan un invierno extremadamente suave -para la latitud y esa temporada, claro-. El sistema de anticiclones y borrascas conocido como la Oscilación Ártica, que hace que normalmente los vientos árticos se mantengan en latitudes razonables, se ha invertido esta temporada y el fenómeno es el responsable de que la meseta parezca Siberia (….)

Las anomalías de temperatura en diciembre medidas de forma recreada por la NASA muestran cómo Groenlandia o Alaska tienen hasta 10 grados por encima de lo que sería normal en esta época mientras que América del Norte y Europa sufren hasta 10 grados menos. Es como si el aire ártico hubiera bajado por dos ramales envolviendo el hemisferio. Por supuesto que esto había ocurrido antes y se alterna durante semanas o meses. Lo que es inusual es la fuerza y la duración de la fase fría, ya que el índice que mide la oscilación ártica no daba un periodo tan negativo desde 1950.(…)
Leer más…

Psicrófilos. Amantes del Frío

11 enero, 2010 10 comentarios

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

Muchos organismos tienen modos de vida que superan con mucho a nuestras propias habilidades. Aún con toda la tecnología de la que disponemos. Miremos por ejemplo el frío. A la mínima caída de temperatura echamos mano de abrigos y toneladas de ropaje para no sucumbir a él. O nos buscamos refugio y encendemos una buena hoguera. O ponemos en marcha la calefacción, precisando así de un elevado gasto energético para sobrevivir a cualquier ola de frío.

En el mundo natural los seres vivos no se pueden permitir tales lujos. Y sin embargo, aún así hay seres que no solo no huyen del frío, sino han colonizado ambientes helados. Grandes cetáceos y juguetones pinnípedos navegan en aguas que rozan el punto de congelación; los osos polares salen de caza a temperaturas entre -20 y -25º C; mientras que los pingüinos emperador incuban sus huevos mientras que la temperatura ambiental no supera los 60º bajo cero, envueltos por el temible invierno antártico.

Todos estos seres poseen plumajes o pelajes, así como densas y gruesas capas de grasa que los protegen de las inclemencias del tiempo. Sin embargo, hay organismos que sin tener abrigos de piel ni capas de grasa, también sobreviven en un mundo tan gélido. Hablamos de seres cuya temperatura interna depende de la temperatura del medio externo. No se protegen del frío, sino que viven inmersos en él.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: