Archivo

Posts Tagged ‘par magnetico’

Diagnóstico esotérico

19 mayo, 2012 18 comentarios

Pienso que este vídeo, donde se ilustra un seminario sobre diagnóstico clínico basado en el par biomagnético, es suficientemente revelador sobre los procedimientos de esta pseudoterapia. No sólo vale la pena comprobar el criterio diagnóstico empleado sino que hay que atender especialmente a lo que dice el instructor. No tiene desperdicio la referencia que hace a las bacterias.

.

Entradas relacionadas:

10 razones para no creer en el «par biomagnético»

13 mayo, 2010 193 comentarios

.

Anotación. Esta serie se denomina «10 razones para no creer en…»; en este caso, utilizamos el término creer única y exclusivamente según la 4ª acepción aceptada por el diccionario de la Real Academia Española (enlace): “4. tr. Tener algo por verosímil o probable. U. t. c. prnl”.

Otra forma de verlo, es considerando que si creer es “aceptar algo sin pruebas”, en el sentido de esta serie, viene a recopilar las razones por las que no tiene sentido creer en algo determinado, ya que no solo hay carencia de pruebas, sino que los descubrimientos científicos vienen a afirmar lo opuesto. Dicho esto y sin más dilación, continuemos con el artículo.

.

La terapia del par biomagnético es la creencia de que dos imanes pueden “depurar” el cuerpo, haciendo que los campos magnéticos “nivelen” el PH del cuerpo y eliminen virus y bacterias. Suele acompañarse con otra creencia: que toda enfermedad, sea artitris reumatoide, cáncer o diabetes, está producida por microorganismos patógenos, de modo que la acción de los imanes sobre el intercambio iónico celular modifica el pH, acaba con el patógeno y sana el organismo.

Aquí puede leerse el “fundamento” de la terapia.

.

.

Estas son las diez razones aportadas por nuestros lectores por las que se debe poner en duda la credibilidad del par biomagnético:

Leer más…

10 razones para dudar del «par biomagnético»

2 mayo, 2010 14 comentarios

Hacía tiempo que no refrescábamos nuestra sección “10 razones para no creer en…“, así que os traemos un nuevo tema sobre el que poder opinar. Recordamos, tanto para los lectores veteranos como para los nuevos, que la idea de esta sección consiste en ofrecer razones a favor o en contra de un determinado tema, pero siempre desde la lógica, las pruebas o los razonamientos válidos. Con las 10 mejores razones expuestas en los comentarios, la encuesta se transforma en un artículo fijo de la sección “10 razones”.

Hoy os proponemos un tema bastante escabroso: la terapia del par biomagnético:

La terapia del par biomagnético es la creencia de que dos imanes pueden “depurar” el cuerpo, haciendo que los campos magnéticos “nivelen” el PH del cuerpo y eliminen virus y bacterias. Suele acompañarse con otra creencia: que toda enfermedad, sea artitris reumatoide, cáncer o diabetes, está producida por microorganismos patógenos, de modo que la acción de los imanes sobre el intercambio iónico celular modifica el pH, acaba con el patógeno y sana el organismo.

Aquí puede leerse el “fundamento” de la terapia.

Pues todo vuestro, adelante con las razones en uno u otro sentido!

.

.

Entradas relacionadas:

1784: cuando el método científico derrotó a la pseudociencia

11 febrero, 2010 24 comentarios

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Franz Anton Mesmer

Las extrañas teorías del doctor Mesmer se habían extendido por el París prerevolucionario ante la alarma de ciertos colectivos médicos. En 1784 el rey Luis XVI permitió que una comisión científica examinara la terapia conocida como mesmerismo. Este es el relato de cómo el método científico se impuso sobre conceptos basados en creencias.

Franz Anton Mesmer fue un médico alemán que fundó lo que posteriormente se conoció como mesmerismo. En el año 1774 este médico empezó a usar imanes para curar enfermedades. Para ello Mesmer obligaba a los pacientes a beber sustancias con hierro, para posteriormente colocar imanes alrededor del cuerpo del paciente. Los paciente aseguraban sentir hormigueo en todo el cuerpo y los síntomas de la enfermedad desaparecían. Mesme nunca creyó que los imanes eran responsables de la curación, sino algo que él denominó “magnetismo animal” que estaba acumulado en el cuerpo. Para Mesmer la salud era un proceso en el que intervenían cientos de canales eléctricos que recorren el cuerpo humano.

El doctor D’Eslon, discípulo de Mesmer, y su principal ayudante en París entendió la enfermedad como consecuencia de los obstáculos al flujo a través de esos canales. Superando aquellos obstáculos y restaurando el flujo se producían crisis que restauraban la salud. Cuando la naturaleza fallaba en hacer esto simultáneamente, el contacto con un conductor de “magnetismo animal” era necesario y un remedio suficiente. Mesmer se propuso ayudar o provocar los actos de la Naturaleza.
Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: