Archivo

Posts Tagged ‘procariotas’

Nuestra especie carne y verduras. Otras comen hierro.

14 agosto, 2012 21 comentarios

Hierro, o Fierro. Del latín ferrum, con el mismo significado.  Símbolo Fe. Número atómico 26. Metal de transición del grupo VII B. Peso atómico de 55’84. Densidad de 7874 kg/m3. Temperatura de fusión de 1535 °C. Temperatura de ebullición de 2750 °C. Vulnerable a la corrosión y oxidación. Quinto elemento más abundante en la corteza terrestre. Principal componente del núcleo del planeta, responsable de protegernos del viento solar. El hierro es un elemento químico muy importante para la vida humana y el metal por excelencia a la hora de crear aleaciones, destacando el magno acero. También componente de nuestra sangre y responsable de su rojo color, al formar parte de nuestra valiosa hemoglobina. Y para otras criaturas que pueblan este canoso planeta, el hierro es el menú del día.
.
Para conocer al hierro como elemento químico creo que una buena recomendación es este artículo publicado en El Tamiz. Aunque se trata de uno de los elementos químicos más importantes de la corteza terrestre, rara vez se presenta solo, sino que suele ir acompañado de otros elementos. Ese es un fenómeno que conocemos bien… ¿Quién no ha visto materiales fabricados con hierro que se oxidan a la mínima? Ahí reside el por qué es raro ver hierro puro a la intemperie: se oxida muy fácilmente con el oxígeno dando lugar a óxido de hierro. De igual manera, en la corteza terrestre suele aparecer asociado a elementos químicos como el azufre y el oxígeno, formando parte de diversos minerales, como la pirita (FeS2), la calcopirita (CuFeS2) o la hematita (Fe2O3). Pero en esta entrada no hablaremos del hierro como elemento químico o de la belleza de los cristales que forman sus minerales. Sino que veremos al hierro como el alimento básico de un grupo de microorganismos. Porque por raro que parezca, hay seres que han convertido al hierro en algo comestible.

Leer más…

Los inicios de la vida

23 abril, 2010 1 comentario

Comparte este artículo:
meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

En biología evolutiva, los procesos más difíciles de explicar suelen ser los que se encuentran más alejados de nuestros días. Durante la mayor parte de la historia de la Tierra, la vida ha estado constituida por microorganismos que, a pesar de haber transformado la atmósfera y la propia superficie del planeta, han dejado muy pocos vestigios de sus pequeños cuerpos, los cuales raramente fosilizan. El no poder contar con los organismos originales nos fuerza a inferir sus características a partir de sus descendientes actuales y así, la evolución de las primeras formas vivas, los inicios del metabolismo o la aparición de la célula eucariota, resultan tan lejanos como complicados de investigar.

Lynn Margulis y Michael F. Dolan abordan precisamente ese complicado período en  Los inicios de la vida. La evolución de la Tierra precámbrica, cuya segunda edición editó en castellano Publicaciones de la Universidad de Valencia en 2009 y que puede ser un buen regalo para el día internacional del libro.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: