Archivo

Posts Tagged ‘relatos’

Microrrelatos 2013: Los ganadores

29 diciembre, 2013 6 comentarios

Tras realizar el escrutinio de las votaciones he aquí los tres relatos que han obtenido mayor puntuación. A todos, muchas gracias, hemos pasado un buen momento de lectura, espero que vosotros también os hayáis divertido tras encerrar en un texto tan escueto todo eso que bullía en vuestra cabeza.
Leer más…

Microrrelatos, edición 2013

22 diciembre, 2013 27 comentarios

Aquí os presentamos los Microrrelatos que hemos recibido, muchas gracias por la participación. Hemos descalificado a los que no han cumplido las condiciones impuesto: los textos han de tener un máximo de 75 palabras y debían presentarse en plazo. Y ahora vuelve a ser turno de los lectores, debéis elegir el que más os gusta.

No se trata de un concurso al uso, no habrá premios, pero sí habrá aplausos virtuales. Debéis elegir tres (y sólo tres) relatos clasificándolos en los puestos primero, segundo y tercero. Al primero se le otorgarán 10 puntos, al segundo 5 puntos y al tercero 3 puntos. Hemos numerado los relatos, por lo que votaréis indicando el número del que más os gusta.

La votación se cerrará el viernes 27 a las 12 de la noche (hora de Madrid) y el sábado se hará público el ganador. Espero que juguéis limpio y que cada lector vote una sola vez. No va a haber premio, será un simple sondeo acerca cómo han llegado estos textos a nuestros lectores. Adelante, elegid el que más os gusta.
Leer más…

Recuerda: ya queda poco para cerrar la recogida de microrrelatos

7 diciembre, 2013 Los comentarios están cerrados

pluma-y-papel

Hace unas semanas os pedimos un microrrelato, y para nuestra alegría ya contamos con unos cuantos. Pero queremos más. Así que os animo a que quien no lo haya hecho nos envíe algún microrrelato más. Os resumo lo que hay que hacer:

Temática: tema libre

Extensión: máximo de 75 palabras

Autoría: vuestro nombre o un alías. Si elegís esto último no olvidéis mencionar que ésta figure en lugar de vuestro nombre.

¿Dónde enviarlo?: a la cuenta de correo del blog: lacienciaysusdemonios@gmail.com

¿Hasta cuándo lo puedo enviar?: La fecha tope de recogida de microrrelatos es el 20 de diciembre a las 12 de noche (horario de Madrid).

.

Entradas relacionadas:

  • Premios del Primer Certamen de Relatos Cortos CyD. GANADOR: Piedras – Nanny

Mándanos tu microrrelato

15 noviembre, 2013 Los comentarios están cerrados

pluma-y-papelHace mucho tiempo que no os pedimos nada. Llevamos muchas líneas y artículos escritos y nos encantaría exponer algo vuestro, más allá de los comentarios. Textos que vamos a publicar en un artículo que los unirá a todos. Si queréis participar enviadnos un “microrrelato” de tema libre, un texto con un máximo de 75 palabras. Podéis firmarlo con vuestro nombre o vuestro alias favorito. No es fácil, lo sé, ahí está la gracia, en la capacidad de ceñir en sólo unas líneas toda una historia; seguro que disfrutáis escribiéndolo.

.

.

Cuando lo tengas escrito nos lo envías a la cuenta de correo: “lacienciaysusdemonios@gmail.com” No lo enviéis a los comentarios; para evitar tentaciones cerraremos esta entrada a comentarios. La fecha tope de recogida de microrrelatos es el 20 de diciembre a las 12 de noche (horario de Madrid). Todos ellos serán publicados juntos en un artículo que haremos coincidir con las fechas navideñas, allí podréis comentar sobre la calidad u originalidad de los mismos. Venga, echar a galopar vuestra imaginación.

.

Entradas relacionadas:

  • Premios del Primer Certamen de Relatos Cortos CyD. GANADOR: Piedras – Nanny

Un mundo feliz

18 diciembre, 2010 8 comentarios


Autor: Aldous Huxley

Un edificio gris, achaparrado, de sólo treinta y cuatro plantas. Sobre la entrada principal se lee: “Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres”, y, en un escudo, la divisa de Estado Mundial: “Comunidad, Identidad, Estabilidad.”
La enorme sala de la planta baja se hallaba orientada hacia el norte. Fría a pesar del verano que reinaba en el exterior y del calor tropical de la sala, una luz cruda y pálida brillaba a través de la ventana buscando ávidamente alguna figura yacente amortajada, alguna pálida forma de académica carne de gallina, sin encontrar más que el cristal, el níquel y la brillante porcelana de un laboratorio. La invernada respondía a la invernada.

Las batas de los trabajadores eran blancas, y éstos llevaban las manos embutidas en guantes de goma de un color pálido, como de cadáver. La luz era helada, muerta, fantasmal. Sólo de los amarillos tambores de los microscopios, lograba arrancar cierta calidad de vida, deslizándose a lo largo de los tubos y formando una dilatada procesión de trazos luminosos que seguían la larga perspectiva de las mesas de trabajo.
Leer más…

Atrapados en el hielo

4 diciembre, 2010 3 comentarios

Autora: Caroline Alexander

El 8 de agosto de 1914, el Endurance salió de Inglaterra. Navegó hasta el sur, pasando por Madeira, Montevideo y Buenos Aires, donde estuvieron cargando provisiones durante dos semanas y adaptaron la tripulación a sus necesidades. El propio Shackleton no se unió a la expedición hasta que ésta llegó a la ciudad de la Plata a mediados de octubre. No todo había sido fácil en esta primera etapa hacia el sur. Debido a la escasez de combustible, el Endurance quemó la madera que había de usarse para la cabaña antártica del físico especialista en magnetismo, y bajo las órdenes del temperamental capitán neozelandés Frank Worsley, la disciplina a bordo resultó notablemente laxa. El propio Worsley menciona altercados en Madeira y apunta con cierta fruición que “a Irving le hicieron un corte en la cabeza con una espada y a Barr le rompieron una gran maceta en la cara”. Cabe resaltar que poco después de que Shackleton se uniera al barco, los nombres de Irving y Barr desaparecieron de los registros del buque, así como el de otros dos tripulantes ya olvidados.
Leer más…

Viajero del tiempo

16 octubre, 2010 8 comentarios

Autor: Gotzon

Cuando aquel fracasado científico, retando todas las leyes de la física conocida, logró construir el artilugio que le trasladó dos décimas de segundo hacia el pasado, se sintió enormemente abrumado y decaído. Aquella angustia le fue sumiendo en una profunda depresión que terminó finalmente con su salud.

Su verdadera aspiración siempre había sido conseguir viajar al futuro, descubrir por sí mismo y en directo los avances que el destino nos depara. Lamentablemente, jamás pudo alcanzar su deseo en vida.

Pero gracias a los apuntes que legó a la ciencia sobre tales experimentos, el ser humano ha podido diseñar nuevas tecnologías, como por ejemplo el tele-transportador de materia, dispositivo que ha transformado por completo nuestro modus vivendi, toda una revolución en el campo del transporte de personas y mercancías cuyo efecto más loable ha sido terminar con las penurias alimenticias del otrora mal llamado tercer mundo.
Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: