Inicio > Ciencia, Medicina, Microbiología > Un estudio analiza los efectos negativos del alcoholismo sobre el sistema inmune

Un estudio analiza los efectos negativos del alcoholismo sobre el sistema inmune

25 octubre, 2012

El alcohol es la sustancia adictiva más empleada en todo el planeta. Los efectos negativos que posee el alcoholismo sobre el sistema inmune han sido analizados en profundidad en muchos trabajos. En ellos se muestra que la enfermedad infecciosa más frecuente en personas alcohólicas es la neumonía causada por Streptococcus pneumoniae (conocidos también como neumococo). A pesar de que la relación epidemiológica es clara, hay poco conocimiento acerca de los mecanismos moleculares por los cuales neumococo infecta preferentemente personas alcohólicas.

Una publicación del grupo de Stephen B. Pruett de la universidad estatal de Mississippi en la revista ”Alcohol” muestra los efectos que el alcohol posee sobre el sistema inmune y la fisiología del sistema respiratorio. En el trabajo se hace un repaso a la epidemiología de neumococo, a los factores de patogénesis de la bacteria y a los estudios realizados tanto en humanos como en modelos de experimentación animal. Se ha comprobado, por ejemplo, que cerca del 50% de los pacientes que han sufrido una neumonía, presentan un historial de abuso del alcohol. En un estudio que duró 10 años, y que englobó a 19.000 pacientes de neumonía, se comprobó que la mortalidad por complicaciones derivadas de la neumonía ascendió al 30% en alcohólicos, mientras que se mantuvo en menos del 17% en personas no alcohólicas.

También hace referencia a los efectos que alcoholismo produce sobre la inmunidad innata (la primera línea de defensa de nuestro sistema inmune), la inmunidad adquirida (analizando específicamente las células dendríticas de los pulmones), así como la inflamación, y las consecuencias que éstas poseen sobre la respuesta a una invasión bacteriana. En concreto se ha observado una fuerte disminución de la inmunidad innata en personas alcohólicas, y que los procesos de inflamación que produce el alcohol (que van desde la boca, tráquea o esófago) ayudan a la colonización de estos tejidos por parte de neumococo.

Por último se hace un repaso a las diferentes respuestas que posee tanto los tratamientos antibióticos como la vacuna frente a neumococo en personas adictas al alcohol. Sin embargo este último punto no puede ser tratado con profundidad, ya que existen pocos estudios que hayan analizado estos puntos a fondo.

.

Entradas relacionadas:

  • Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas: (I)(II)

 

  1. EOP
    25 octubre, 2012 en 10:36

    Así, a bote pronto, sabiendo que el comprobado deterioro de todo el sistema inmune hace más vulnerable al alcohólico de cualquier ataque externo, se puede suponer, no tengo datos, de que el neumococo tenga una “presencia elevada” con caracter general y que, aunque no se manifieste como infección en poblaciones sanas, si se cebe en los sujetos con baja respuesta inmunológica.

    Es decir, que puede que esas infecciones de tipo respiratorio no es que tengan una especial predilección por el ron, y se limiten a afianzarse en el más débil.

  2. 25 octubre, 2012 en 12:09

    @EOP, evidentemente, pero creo que es mas interesante preguntarse por que la neumonia y no otras enfermedades.

  3. EOP
    25 octubre, 2012 en 12:37

    Como ya he indicado antes, se puede deber a una mayor presencia de neumococos y a la mayor facilidad de transmisión de estos que de otras enfermedades.

  4. Plinio
    26 octubre, 2012 en 3:14

    Dejaré de ver este tipo de estudios.

  5. 26 octubre, 2012 en 8:48

    EOP :
    Como ya he indicado antes, se puede deber a una mayor presencia de neumococos y a la mayor facilidad de transmisión de estos que de otras enfermedades.

    Eso es lo que hay que investigar, por que los neumococos tienen mas facilidades que otros patogenos.

  6. Piedad
    26 octubre, 2012 en 13:26

    Hola Manuel, ¿has oído hablar del libro “El Estudio de China (del DR. T. Colin Campbell)?
    Según cita el autor (basado en estudios científicos), existe una clara relación entre lo que comemos y el cáncer. ¿Tienes datos acerca de eso?
    Saluditos.

  7. 26 octubre, 2012 en 14:30

    Piedad, no conozco ese libro.

  8. Herbert West
    26 octubre, 2012 en 18:37

    EOP :
    Como ya he indicado antes, se puede deber a una mayor presencia de neumococos y a la mayor facilidad de transmisión de estos que de otras enfermedades.

    Podría ser, pero no explica la diferencia con otros oportunistas habituales en la flora humana.

  9. EOP
    26 octubre, 2012 en 22:31

    Herbert, en este asunto me limito a pensar en voz alta ya que no es un tema que conozca y tampoco he conseguido encontrar información al respecto que aclare gran cosa. También creo que faltan muchos datos para poder “afinar” más.

  10. Herbert West
    27 octubre, 2012 en 9:22

    EOP.

    Lo que quiero decir es que es una muy buena hipótesis, y creo que lo tiros van por ahí. Pero queda por explicar por qué ese microorganismo casa más patología que otros en su misma situación.

    Pero claro para eso hay que tener en cuenta también factores propios del microorganismos, ya que todos no tienen la misma capacidad infectiva, no toleran igual las variaciones en el medio que pueda inducir el alcohol, etc.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.307 seguidores

%d personas les gusta esto: